Verificación determinó que 650 buses rojos deben dejar de circular en la ciudad

La inspección de hace dos semanas para constatar si cumplían con las medidas sanitarias encontró unidades sin asientos ni ventanas y techos dañados e incluso sin piso.

La mayoría de estos buses fueron adquiridos durante la administración del exalcalde Óscar Berger, es decir, circulan hace más de 20 años. Foto: PDH.

 

Por Claudia Palma

 

Debido a la pandemia, la revisión a las unidades de transporte público y el cumplimiento de las normas para evitar la propagación del virus se determinó retirar 650 buses rojos. Son unidades que circular desde hace 22 años.

Este proceso comenzó hace dos semanas, indicó el Defensor del Usuario del Transporte de la Oficina del Procurador de los Derechos Humanos (PDH), Edgar Guerra. Para ello se amparan en el acuerdo municipal 42-2009 referente a no autorizar el funcionamiento de autobuses de más de diez años de antigüedad.

Edwin Amaya, de la Asociación de Propietarios de Autobuses Urbanos de Guatemala (Asopagua), confirma que sí les informaron del retiro de las 650 buses. “Nos dieron en usufructo esos buses que reparamos. No sabemos la intención ahora de la municipalidad de retirarlas”. Estas unidades previo a la pandemia transportaban a 586 mil personas diarias.

La decisión afecta las rutas que cubren las zonas 6, 7, 11 y 21 de Mixco, zona 7 Bethania y 14, Villa de Guadalupe, de la capital. Se  deben de hacer licitación para cubrir estas rutas, dijo Guerra. “Hay oportunidad en noviembre y diciembre para este proceso y suplir la demanda antes de enero”.

En 1998 el entonces alcalde Óscar Berger indicó que el proyecto de reestructuración incluía mejoras como cambio en algunas vías exclusivas, 800 nuevas unidades y el retiro de las que sobrepasaran los 20 años, capacitación de pilotos y seguridad en las unidades.

“Recordemos que se adquirieron préstamos por $60 millones en el BCIE a un plazo de 30 años, es decir primero salieron de circulación que cancelar la deuda”, agregó Guerra.

Las unidades fueron observadas en los predios La Unión, zona 1, y en Nimajuyú zona 21.

 

Imposible circular

En cuanto al destino de los buses rojos y si serán aprovechados como chatarra, la Dirección de Comunicación Social de la comuna capitalina, indicó: “Las mesas de trabajo continúan, lo más importante para el alcalde Ricardo Quiñónez es la salud, ningún bus circulará sino se hace ensayos y cumple con los requerimientos de ley”.

El 8 de octubre delegados de la Dirección de Área de Salud Guatemala, la Comisión Presidencial de Atención a la Emergencia COVID-19 (Coprecovid), del plan AVE (Administración de Vulnerabilidades y Emergencias), la Super Intendencia de Transporte y la PDH. Las conclusiones del informe de esas supervisiones no favorecen a los propietarios de los automotores.

Y es que no cumplen con nada de lo dispuesto en el acuerdo 645-2020 del Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda. La normativa se refiere al protocolo que debe cumplir  el servicio público urbano, extraurbano, turismo e industrial de acuerdo al tablero de alertas sanitarias.

El informe además de resaltar la falta de medidas para prevenir el contagio contra el coronavirus, hace mención a la urgencia de preparar ventanas, escotillas, techos, asientos. “Reparar el suelo dañado ya que es un gran riesgo para los usuarios”, apunta una de las recomendaciones hechas después de la inspección.

 

También puedes leer: Buses extraurbanos polarizan sus ventanas, la multa por hacerlo es de Q250

Compartír:



Relacionados

Los comentarios están cerrados.

Suscríbase a nuestro newsletter


Ingrese su nombre Ingrese su apellido Ingrese su correo