Salud se basa en instrucción presidencial para negar información de casos

La cartera no se fundamenta en algún oficio escrito para negar datos de los contagios. El PDH no lo considera información sensible.

El ministro de Salud Hugo Monroy informa datos generales de los casos todos los días sin especificar lugares de contagio. / Foto: Twitter @GuatemalaGob

 

Por Isaias Morales

 

El ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS) no se basa en la Ley de Acceso a Información Pública o algún documento para negar cuatro de siete estadísticas solicitadas de los casos positivos por coronavirus en el país, aunque antes sí los proporcionaba. Su respuesta se fundamenta en una instrucción del presidente Alejandro Giammattei.

Así lo revela una opinión de la Secretaría de Acceso a la Información Pública (Secai) de la oficina del Procurador de Derechos Humanos (PDH), garante de esta norma. “… Indicaron que las instrucciones del presidente fueron de manera verbal. Por lo tanto, acataron la disposición requerida por presidencia en la divulgación de información”, señala una respuesta enviada por la jefa de Secai, Lilian Sierra.

Ojoconmipisto solicitó a Salud el pasado 3 de abril los casos de COVID-19 registrados en el país desde el 13 de marzo hasta la fecha más actualizada posible. De cada contagio positivo se requirió el número de paciente, edad, sexo, fecha del diagnóstico, estado, lugar de origen y cómo se contagió.

La Unidad de Información Pública de la cartera envió el pasado 29 de abril la respuesta del jefe del departamento de Epidemiología, Manuel Sagastume, tras pedir una prórroga de diez días. Esta indicaba que los primeros tres puntos se podían encontrar en el sitio web de Salud que consiste en una infografía que se actualiza todos los días.

Sin embargo, los otros cuatro ítems no se podían entregar “según lo indicado por el presidente”. Por esta razón, Ojoconmipisto presentó el miércoles 13 de mayo un recurso de revisión en busca de revertir la negativa de informar los datos de manera desagregada.

El documento enviado incluye una opinión emitida por la Secai. Esta considera que “la información solicitada sí mantiene el anonimato de las personas diagnosticadas con COVID-19 y son datos estadísticos que pueden ser entregados al solicitante”.

 

Antes sí, ahora no

Estos datos que se solicitan los entregaba la dirección de comunicación social del MSPAS. Lo hizo desde el 13 de marzo al 6 de abril cuando se contabilizaron los primeros 80 contagios, después se abstuvo de proporcionarlo. En ese entonces Ana Lucía Gudiel, portavoz del ministerio de Salud, dijo que la medida se tomó porque vecinos de algunas localidades intimidaron a las familias de los pacientes.

La noche del 11 de abril el mandatario Giammattei explicó por qué dejaron de informar algunos datos. “En los últimos días hemos oído a muchísimas personas, incluyendo a varios miembros de la prensa… que han estado insistentemente pidiendo… que demos y revelemos los nombres, las edades, las direcciones y ubicaciones de las personas que han dado positivo por coronavirus o de sus familias”, afirmó.

“Nos han amenazado, incluso con demandarnos. No la haremos pública”, justificó.

Desde el 12 de abril el Gobierno presentó un mapa con cinco regiones. Ojoconmipisto evidenció cómo esa información no refleja la realidad de los casos registrados pues contabilizan a regiones que no llegan los pacientes, como el caso de deportados. Tampoco sigue la Ley Preliminar de Regionalización para el Ordenamiento Territorial, que en su artículo 3 establece una división de ocho regiones para Guatemala.

 

Te invitamos a leer, COVID-19: La información oficial no refleja la realidad

Compartír:



Relacionados

Los comentarios están cerrados.

Suscríbase a nuestro newsletter


Ingrese su correo