Quetzaltenango endurece el cumplimiento de suspensión de actividades

Si bien se redujo la cantidad de personas en las calles, el jueves hubo más afluencia, por ello cerraron temporalmente sus mercados más grandes.

A media mañana la municipalidad de Quetzaltenango cerró el mercado La Democracia. Foto: Municipalidad de Quetzaltenango.

 

Por Mirna Alvarado

 

Las restricciones se endurecieron en la cabecera de Quetzaltenango para evitar la propagación del COVID-19 o coronavirus, el concejo municipal ordenó el cierre de comercios. La mañana del viernes 20 de marzo obligaron a los vendedores bajar sus persianas en el mercado La Democracia, uno de los más grandes del municipio. Las policías Municipal (PM) y Civil (PNC) estuvieron a cargo.

El horario acordado para mercados es de 6:00 horas al 12:00 del mediodía.

Desde el lunes se activó la Comisión Municipal para la Reducción de Desastres (Comred), junto a la de gestión de riesgo donde participan todos los jefes de dependencias. Organiza sesiones diarias entre las 9:00 y las 17:00 horas, y aquellos trabajadores que nada tienen que ver con dicha comisión fueron enviados de vuelta a sus hogares. Los edificios municipales se encuentran cerrados desde el martes.

El tren de aseo se mantiene y las cuadrillas de emergencia permanecen activas, además fueron dotados de indumentaria para esas tarea, usan mascarillas y guantes.

Los concejales que conforman la comisión de transportes realizaron operativos para comprobar que los buses urbanos y extraurbanos acataran la orden de no circular, el miércoles sancionaron a ocho conductores de microbuses con multas de Q500. Los agentes de la Policía Municipal de Transito (PMTQ) recorren la ciudad para corroborar que la disposición se cumpla.

“Durante los operativos encontramos a personas en picops, se les advirtió que no deben sobrecargar los vehículos, no se les sancionó porque manifestaron que eran familia y que iban a sus viviendas en un municipio cercano”, dijo Diego Meckler, director de la PMTQ.

Los taxis tuvieron demanda los primeros tres días debido a qué algunos vecinos eran requeridos en sus empleos. “Fuimos a platicar con los taxistas de la Terminal, Democracia y Parque Central, para que no hagan cobros excesivos, que tengan los vidrios abajo por la ventilación, que no sobre pasen de tres pasajeros”, explicó Rodrigo Villatoro, presidente de la comisión municipal de transporte.

Carlos Cojulum, taxista, dijo que el promedio cobra Q20 en el perímetro urbano, a personas que necesitan trasladarse a su trabajo, comprar alimentos o alguna medicina.

Amas de casa hicieron fila para entrar al mercado y abastecerse de vivieres, como parte de las medidas de prevención en Salcajá. Foto: Mirna Alvarado.

 

Previo al cierre temporal de los mercados, los vendedores atendían con guantes, mascarilla y gabacha. En algunos como el de La Estancia, Cantel, Salcajá, y la cabecera de Totonicapán; los vecinos entran por turnos para evitar las aglomeraciones.

De acuerdo con Carlos Coyoy de la junta de vendedores del mercado La Democracia comentó que del total de comerciantes (800) solo el 40 por ciento estuvo activo en la semana, algunos solo trabajan por la mañana.

 

También lee: En San Juan Sacatepéquez dos de cada diez hogares compran agua por tonel

 

NOTA: A este texto se sumó una línea debajo del primer párrafo referente al horario de mercados, el lunes 23 de marzo a las 13:27 horas.

Compartír:



Relacionados

Los comentarios están cerrados.

Suscríbase a nuestro newsletter


Ingrese su correo