Mujeres solicitan más espacios en partidos políticos de El Estor, Izabal

El concejo municipal está integrado por nueve hombres y dos mujeres que ocupan cargos como suplentes.

 

Paula Chen, concejal suplente II, dirige un grupo de mujeres tejedoras del Barrio San Francisco. Fotos: Victor Maquín

 

Por Víctor Maquín

Mujeres representantes de sociedad civil demandan de los partidos políticos impulsar acciones que garanticen en su estructura directiva y en los procesos electorales a nivel municipal, la participación femenina en condiciones de igualdad y equidad en el municipio de El Estor, Izabal.

Las últimas elecciones generales realizadas en junio 2019, evidenciaron las desigualdades debido a que se eligieron 330 alcaldes y solo 10 alcaldesas en todo el país, según datos del Tribunal Supremo Electoral. Esto refleja el escaso interés de los partidos políticos en incluir a mujeres en las candidaturas para los gobiernos municipales.

El municipio de El Estor, Izabal, es un ejemplo de la exclusión de las mujeres en el gobierno local que tomó posesión el 15 de enero 2020. Está integrado por nueve hombres y dos mujeres que ocupan cargos como suplentes.

Así quedó según el acuerdo número 04-2019 emitido por la Junta Electoral Departamental de Izabal, el 8 de agosto de 2019:

Alcalde Municipal: José Joel Lorenzo Flores, Partido UNE
Síndico I: Abelardo Caal Ich, Partido UNE
Síndico II: Aurelio Caal, Partido UNE
Síndico Suplente: María Magdalena Chub Choc de Bá, Partido UNE
Concejal I: Marcelino Jerónimo Pérez, Partido UNE
Concejal II: Marco Tulio Ochoa Morales, Partido UNE
Concejal III: Andrés Chó Yaxcal, Partido Creo
Concejal IV: Mayron Leonel Olmino Salazar, Partido Todos
Concejal V: Silverio Chitop Cabrera, Prosperidad Ciudadana
Concejal Suplente I: Virgilio Coc Bá, Partido UNE
Concejal Suplente II: Paulina Chen, Partido Creo

 

Las dos mujeres que integran la corporación municipal son suplentes. Esto les impide participar en las reuniones porque no son tomadas en cuenta en las convocatorias. Solo asistirán si se ausentan los titulares, como lo establece el artículo 206 de la Ley Electoral y de Partidos Políticos.

Ante este panorama, durante cuatro años quedarán excluidas las voces de las mujeres en la toma de decisiones como ha ocurrido en los anteriores períodos de gobierno municipalEn los últimos 50 años solo dos mujeres han ocupado cargos de concejal titular. Nunca se ha elegido a una alcaldesa municipal.

 

Angela Isem participó como candidata a diputada en segunda casilla por el departamento de Izabal, postulada por el partido oficial Vamos.

Voces de mujeres

 

Meeylyn Mejía, coordinadora de Incidencia Política de Mujeres Transformando el Mundo MTM, entidad que brindó acompañamiento a las abuelas de Sepur Zarco, atribuye la nula presencia femenina a la inexistencia de una ley que promueva la participación de hombres y mujeres en iguales condiciones.

“La participación de las mujeres no será inmediata porque siempre nos ubican en espacios privados como la casa, y no en esos cargos. Nuestro rol tendría mayor incidencia porque somos las más afectadas por la falta de desarrollo integral en las comunidades”, puntualizó Mejía.

Paulina Chen dirige un grupo de mujeres tejedoras del Barrio San Francisco y cuenta con su credencial como concejal suplente II. Ella participó en el acto público de toma de posesión de las nuevas autoridades municipales, pero no ha sido convocada para las reuniones del concejo municipal.

Según Chen,“las mujeres no son tomadas en cuenta porque tienen poca preparación académica, por falta de dinero para dar aportes financieros al partido político y por el machismo. Los hombres nos tienen miedo por la forma de administrar fondos. Somos nosotras quienes manejamos bien el dinero de la casa”.

Angela Isem participó como candidata a diputada en segunda casilla por el departamento de Izabal, postulada por el partido oficial Vamos, aunque no obtuvo los votos necesarios para llegar al cargo. “Solo servimos de escalera para empujar a los hombres en llegar al poder. Hay celos de los esposos y en algunas instituciones sufren acoso sexual, creen que para ocupar un puesto tienen que complacer al jefe, por esa razón no quieren participar. Las mujeres somos más honestas y más sinceras en tomar las decisiones de trabajo, en cambio los hombres se venden con lo que se les ofrece.  Nosotras estamos conformes con lo que ganamos”.

Isabel Miranda, lideresa que el 18 de enero 2020 entregó el cargo de alcaldesa comunitaria del barrio El Centro, lo atribuye al “machismo de los esposos o a los intereses de otros hombres que no permiten” que ellas se involucren en política. “Nos utilizan, ellos siempre quieren estar en los primeros puestos”.

A nivel comunitario sucede lo mismo, son 160 comunidades en el municipio de El Estor y en 2019 solo eran cuatro alcaldesas comunitarias.


Esta nota es producto del Diplomado “Periodismo y Desigualdades” impartido por Laboratorio de Medios, S.A. a comunicadores y periodistas de la Federación Guatemalteca de Escuelas Radiofónicas, bajo financiamiento de Oxfam en Guatemala. El contenido es exclusiva responsabilidad de su autor”.

Compartír:



Otras noticias

Los comentarios están cerrados.

Suscríbase a nuestro newsletter


Ingrese su nombre Ingrese su apellido Ingrese su correo