Los muertos y desaparecidos en San Cristóbal Verapaz podrían ascender a 150

En San Pedro Carchá (Alta Verapaz) no hay alimentos ni medicinas, el 70 por ciento de la población está anegada, dice alcalde.

En San Pedro Carchá el agua alcanzó hasta 10 metros de altura. Hay pobladores que permanecen en el segundo nivel o el techo de sus casas. Foto: Eduardo Sam.

 

Por Claudia Palma

 

El presidente Alejandro Giammattei estima que alrededor de 150 personas se cuentan entre fallecidas y desaparecidas después del paso de la tormenta Eta en tres aldeas del municipio de San Cristóbal Verapaz. Se trata de cifras preliminares “no oficiales” todavía, aclaró.

Un contingente del Ejército logró llegar después de cruzar durante 12 horas por montañas a la aldeas de Quejá, Chepenal y Saqixim. En Quejá, según el reporte de la patrulla de soldados hay 150 viviendas destruidas y al menos un centenar de vecinos soterrados y desaparecidos. En Chetenal rescataron a 60 personas y en Xaquichil otro número similar. Sin embargo, hay personas que permanecen en sus casas y se resisten a abandonarlas.

 

“Un panito con frijol”

En San Pedro Carchá, otro de los municipios de Alta Verapaz, la voz de Winter Coc Ba, el alcalde  municipal, suena desesperada. “Necesito al menos cinco helicópteros para rescatar a la gente, aquí no hay acceso por ninguna parte”.

Las mujeres que acababan de dar a luz debieron ser trasladadas en medio de la tormenta a la Casa de la Cultura porque el puesto de salud en el que se encontraban se inundó. Además, se perdieron al menos 300 cajas de medicamentos. “Aquí no hay ni aspirinas”, dice Coc Ba.

Hasta el momento de esta entrevista solo “un panito con frijol” era todo lo que había podido llevar a los afectados.

El 70 por ciento del área urbana y rural de San Pedro Carchá está inundada y se estima, de forma preliminar, que alrededor de 50 mil familias pudieron haber perdido sus viviendas y cosechas. El desborde del río Cahabón provocó que el agua alcance niveles que sobrepasan los diez metros.

Un hospital de campaña para apoyar a Cobán, donado por el gobierno de Estados Unidos, se instaló en las cercanías de Purulhá. Hay servicios en el Hospital Nacional de Cobán que están inundados, comentó el mandatario.

Melvin Caná, viceministro del Ministerio de Desarrollo, dijo que se han preparado 2,500 bolsas de alimentos, que trabajarán 24 horas y que continuarán el fin de semana. Las autoridades de gobierno instaron a la población a prestar sus servicios como voluntarios para empacar raciones el sábado y domingo.

El ministro de Agricultura, José Ángel López, estimó que las plantaciones de 6 mil familias y 3,100 hectáreas resultaron dañadas, según los recuentos preliminares en Petén, Alta Verapaz, Izabal, Quiché y Zacapa. Los cultivos perdidos corresponden en su mayoría a la segunda siembra de maíz y frijol recién hechas. También hay pérdidas de arroz y chile.

Otro de los municipios incomunicados es La Unión, Zacapa, donde el riesgo de derrumbes es alto. Los evacuados permanecen en un gimnasio. Los  helicópteros antinarcóticos apoyarán en llevar alimentos porque no se puede por vía terrestre.

Tampoco han podido llegar a la finca Sebol y la aldea Creek Zarco, en Morales, Izabal, indicaron autoridades.

El presidente insistió en solicitar Q350 millones “para lo que se viene (…) estoy casi seguro que nadie los va a reclamar”. Justificó que hay 75 mil afectados e identificaron 6 mil familias que perdieron sus cosechas. Estimó que al menos cuatro meses demorarán en cosechar.

 

También puedes leer: Eta afectó a su paso a cientos de vecinos en seis departamentos

Compartír:



Relacionados

Los comentarios están cerrados.

Suscríbase a nuestro newsletter


Ingrese su nombre Ingrese su apellido Ingrese su correo