Desde hace 21 años comunidades de Ixcán no tienen agua, tampoco hay responsables

La Contraloría audita el proyecto de Q62 millones desde noviembre de 2018, sin resultados hasta ahora.

La acaldía de Ixcán siguen sin dar respuesta a los pobladores por el agua prometido hace más de dos décadas. Foto: Oswaldo Ical.

 

Por Isaias Morales

 

Desde 1999 alrededor 23 mil vecinos de 18 comunidades esperan el agua prometida por las autoridades de Ixcán, que nunca recibieron en sus grifos. A eso se le suma que la investigación solicitada al Ministerio Público (MP) tampoco avanza, pues la Contraloría General de Cuentas (CGC) aún audita los trabajos.

José Lux, vecino del lugar, no ve “una luz al final del túnel” sobre qué pasará con esta obra, viajó a la capital en varias ocasiones para obtener respuestas, sin conocer ningún avance.

El entrevistado contó que el Instituto de Fomento Municipal (Infom), la entidad que financió los Q62.2 millones que costó el proyecto, quiso enviarles unos sacos de cemento para mejoramiento de la construcción, pero no se podía hacer mayor trabajo porque el sistema de agua potable no funciona.

Hasta la fecha no hay ningún procesado o sancionado por este caso. Los vecinos presentaron una denuncia ante el Ministerio Público el 10 febrero de 2016 (MP 001-2016-13988), pero la Fiscalía Contra la Corrupción, a cargo de Stuardo Campo, aún no presenta resultado porque solicitó una auditoría especial a la Contraloría.

Campo dijo, en mayo de 2019 a Ojoconmipisto que pidió la auditoría en 2016, pero las autoridades del ente fiscalizador respondieron que esta solicitud la recibieron en noviembre de 2018, que coincide cuando medio investigaba el caso.

 

 

El 6 de junio de 2019, el director de Atención a Denuncias Walter Rodríguez respondió en una solicitud de información que la auditoría estaba en curso. Este dato lo confirmó el subcontralor de Calidad del Gasto Cesar Ramírez Crespín en una entrevista posterior del 11 de septiembre.

La respuesta que envió la Contraloría la semana pasada es la misma. “La auditoría se encuentra en proceso” porque la “información que se está auditando es muy cuantiosa”, respondió Luis Lemus Arias, subdirector de Atención a Denuncias.

Lux, el vecino de Ixcán, atribuye la tardanza a varias razones. Primero que Ixcán es un municipio muy retirado de la capital (a 450 kilómetros) y darle seguimiento requiere tiempo y recursos. Segundo, porque es un tema que tampoco despierta interés de la municipalidad.

Se intentó obtener una explicación con el alcalde Antonio Elías Calel, electo con la UNE, pero no respondió las llamadas realizadas a su número de teléfono. Él fue concejal primero en el período anterior y encargado de la comisión de Servicios, Infraestructura, Ordenamiento Territorial, Urbanismo y Vivienda.

Mientras se dilucida el caso, los vecinos de Ixcán obtienen agua a través de los arroyos, pozos mecánicos de terceros y, en algunos casos, la compran. Los empresarios la venden a Q150 los 2,500 metros cúbicos y el tonel se distribuye a Q10.

 

Compartír:



Relacionados

Los comentarios están cerrados.

Suscríbase a nuestro newsletter


Ingrese su correo