En municipios de occidente sortean la pandemia entre cierres totales y parciales

En la medida en la que algunas comunas ven más próximos los casos de COVID-19 en sus localidades optan por aislar a todos sus vecinos.

Así luce el acceso entre Cabricán, Quetzaltenango y Sipacapa, San Marcos, después de que la primera colocara esta barda. Foto: Facebook municipalidad de Cabricán.

 

Por Claudia Palma

 

En Chicamán, Quiché, los comerciantes de otros municipios que venden sus productos en el mercado de la localidad deberán permanecer 15 días en el poblado. El Centro de Operaciones de Emergencia Municipal (COEM) recomendó restringir las  salidas y evitar extender permisos y salvoconductos.

La comuna ordenó colocar cadenas en el límite con San Miguel Uspantán para evitar el paso de sus vecinos  y también implementó dos puestos de control más.

En  Nebaj, a 56 kilómetros de Chicamán el acceso también se restringió pues además de los puestos de control instalados por la comuna se suman los de las comunidades organizadas.

Para llegar a Santa María Nebaj, San Juan Cotzal y San Gaspar Chajul, también de Quiché, se deben sortear los puestos de control comunitario, luego el del centro de control general que funciona con la cooperación de las tres municipalidades y después el municipal que se estableció al ingreso de cada poblado, explicó el alcalde de Nebaj, Virgilio Bernal en donde no existen casos activos.

En el departamento de Quiché se registran 97 casos.

Momostenango, Totonicapán, ordenó por acuerdo municipal a partir de hoy el cierre total de la localidad, incluidos comercio y banca hasta el próximo lunes 13 de julio, anunció en conferencia de prensa el jefe de la comuna, Santiago Vicente Chanchavac. El lugar registró 10 casos, un total de siete activos, ayer (miércoles 8 de julio) registró su primera defunción en el casco urbano.

La municipalidad de Cabricán, Quetzaltenango, cerró con una barda el paso a los pobladores de Sipacapa, San Marcos. En tanto que en la cabecera del departamento, Quetzaltenango prohibió el  acceso durante 10 días a su territorio a partir del lunes 6 de julio y solamente se puede ingresar con un salvoconducto. El departamento registró 33 nuevos casos ayer.

Malacatancito, Huehuetenango, también decidió cerrar el municipio sus entradas hasta el lunes 13 de julio.

En oriente, la alcaldía de Ipala, Chiquimula, también optó por cerrar a partir del martes 7 de julio totalmente el ingreso a sus municipios ante el incremento de los personas contagiadas.

 

Te sugerimos: Comunas empiezan a enfrentar resistencia de vecinos para confinarse

Compartír:



Relacionados

Los comentarios están cerrados.

Suscríbase a nuestro newsletter


Ingrese su nombre Ingrese su apellido Ingrese su correo