En Jutiapa hay vecinos que pagan Q40 al mes y otros tiran sus desechos a la calle

Durante la pandemia la municipalidad absorbió el pago, ahora que lo reanudaron, también volvieron los basureros clandestino en el municipio.

En La Dubita, la calle que conduce hacia la sede de la Universidad Mariano Gálvez, suelen encontrarse bolsa de basura. Foto: Kimberly Castro.

 

Por Kimberly Castro

 

La Asociación de Recolectores de Basura y la municipalidad de la cabecera de Jutiapa fijaron un cobro mensual de Q40 por vivienda y Q50 a los negocios del casco urbano por el servicio de extracción de sus desechos.

Debido a la pandemia, la comuna absorbió el costo del servicio del combustible de los 12 camiones recolectores desde marzo. Pero el 22 de septiembre en Conferencia de prensa la actual administración anunció que el centro de acopio de desechos sería retirado, debido a que directores de centros educativos y vecinos del lugar habían pedido por años que se eliminara, dijo Leonel Díaz, vocero municipal.

Durante estos meses, los vecinos llevaban sus desechos a este lugar o pagaban Q3 o Q5 para que alguien más lo hiciera.

Desde el regreso del cobro aparecieron basureros clandestinos en el municipio. “El camión pasa dos veces por semana y solo recibe dos bolsas, la gente que no paga o de otros lugares la deja tirada en la calle”, lamentó Blanca Vásquez, comerciante del municipio.

Javier Cano, de aldea Cerro Gordo, se quejó por no contar con este servicio, por ello queman sus deschos, reciclan o la tiran en sus terrenos. Lamentó también que vecinos de otros municipios lancen sus bolsas de basura en la carretera rumbo a su aldea.

Alex González director del tren de aseo, indicó que “el control que realiza la municipalidad en los distintos barrios consiste en enviar a una persona a supervisar  los recorridos de los camiones recolectores y mandar fotografías de la cantidad que lleva cada camión. Es importante que los vecinos dejen la basura afuera de sus casas para prevenir contagios”.

En el casco urbano hasta el momento se han contabilizado 75 basureros clandestinos. “Estaremos limpiando el anterior centro de acopio porque necesitamos áreas verdes y espacio para hacer deporte con el debido distanciamiento físico”, dijo Luis Gabriel Rosales, alcalde. “La basura se llevará l único vertedero autorizado en la aldea El Estoraque, cantón San Marcos, Jutiapa”.

Este es el primer período del alcalde Luis Gabriel Rosales Orellana, llegó a la comuna con el partido Valor.

Manuel Vásquez, del Movimiento Ecológico Estudiantil, habló acerca del daño de los basureros clandestinos: Acarrean problemas de zancudos, roedores y malos olores. Agregó que es importante hacer un trabajo de hormiga de casa por casa con los vecinos. “Cualquier política pública se tiene que involucrar a todos los sectores sociedad civil, población, sector público y privado, sobre todo implementar una buena educación”.

Se debe enseñar a los vecinos de qué manera clasificar sus desechos y crear pequeñas composteras comunitarias para la materia orgánica a fin de obtener un abono ecológico, agregó.

 

Te sugerimos: La pequeña mancomunidad en Jutiapa que convenció a sus vecinos de tratar su basura

Compartír:



Relacionados

Los comentarios están cerrados.

Suscríbase a nuestro newsletter


Ingrese su nombre Ingrese su apellido Ingrese su correo