En 134 municipios menos de la mitad de hogares recibe agua entubada

El otro 50 por ciento perfora pozos domésticos, acarrea agua de ríos y lagos, espera la lluvia, compra toneles o busca un chorro público.

La municipalidad de Mixco repartió ayer en camión agua clorada en el municipioo. Facebook Neto Bran.

 

Por José Pablo del Águila

 

Obtener agua por medio de una tubería no implica ninguna garantía de potabilidad, pero, al menos, evita que las familias recorran largas distancias en busca de este recurso en ríos o lagos, explica Alex Guerra, director del Instituto Privado de Investigación sobre Cambio Climático (ICC).

Según datos del Censo 2018, en 134 municipios es un reto acceder al agua. En estos territorios, menos del 50 por ciento de los hogares posee instalaciones para recibir el suministro del recurso.

 

 

Aún entubada, no se tiene la certeza de que el agua sea para consumo, pero ahorra tiempo y permite tener mayores volúmenes de este bien, señala el director del ICC. Por ejemplo, en Santa Lucía Cotzumalguapa (Escuintla) la fuente principal es un río que nace en el volcán de Fuego. “Las tuberías de las viviendas recorren 14 kilómetros, pero si no tuvieran agua entubada la gente tendría que ir a un río cercano, con presencia de desagües y eso sería más sucio”, explica Guerra.

La capacidad de las municipalidades para ejecutar fondos e invertir en agua y saneamiento es mínima. José Fernando Samayoa, ingeniero civil e hidrogeólogo, comenta que en estos tiempos de cuarentena es importante que los hogares cuenten con servicio de agua constante para poder lavarse las manos seguido y aplicar otras medidas de higiene.

Por ello, las municipalidades deben identificar las viviendas sin tuberías y distribuirles agua clorada en determinados horarios.

Samayoa considera que en temas de agua hace falta inversión y las municipalidades las prorrogan porque son obras que “no se ven”, son costosas y los fondos de inversión son escasos. Cree, además, que hay tareas pendientes de Estado, como la aprobación de una ley de aguas en el Congreso de la República que regule el uso del bien hídrico.

Según la diputada Samantha Figueroa, de la Comisión de Ambiente, Ecología y Recursos Naturales, hay más de 42 iniciativas de ley engavetadas a la espera de su aprobación. Algunas están desde 1991.

 

Incumplen medida

 

Según el artículo 68 del Código Municipal, los municipios son los encargados del “abastecimiento domiciliario de agua potable debidamente clorada”. No obstante, en ocasiones, las personas perforan pozos porque las alcaldías no tienen capacidad de suministrar el recurso, dice Samayoa.

Algunos edificios y condominios también suelen tener pozos mecánicos. En estos casos los vecinos se organizan y forman una junta directiva, que debe responder cuando el servicio es irregular.

 

Compartír:



Relacionados

Los comentarios están cerrados.

Suscríbase a nuestro newsletter


Ingrese su correo