Contraloría: Villa Nueva incumplió con priorizar calidad de insumos de la pandemia

La entidad profundizará en auditoría por las compras adjudicadas por la comuna durante la pandemia. Pagó Q1.2 millones a la empresa Nandi Mercantil.

La alcaldía de Villa Nueva, dirigida por Javier Gramajo, omitió exigir calidad en los productos de protección que compró. Foto: Facebook Javier Gramajo.

 

Por Isaias Morales

 

La municipalidad de Villa Nueva está en la mira de la Contraloría General de Cuentas (CGC). Una verificación inicial realizada por dos auditores reveló que la comuna omitió la calidad a la hora de evaluar los productos que adquirió para prevenir el coronavirus.

Así lo refleja un reciente informe de la CGC que Ojoconmipisto obtuvo a través de una solicitud de información pública. A raíz de estos hallazgos preliminares, la entidad fiscalizadora ordenó una auditoría especial para profundizar en los incumplimientos a distintas normativas detectadas hasta ahora.

Una de las primeras conclusiones a las que llegó esta institución es que la comuna adjudicó seis concursos sin tomar en cuenta el criterio de calidad que se establece en el artículo 27 de la Ley de Contrataciones del Estado.

Es decir, priorizaron otros aspectos, como el tiempo de entrega, para adjudicarle a la empresa ganadora. Tampoco publicaron los documentos para respaldar todos los gastos realizados por este rubro.

Esto también se establece como un requisito en el Manual de Normas y Procedimientos de Adquisiciones y Contrataciones de la municipalidad. Pero la municipalidad no lo consideró en las seis adjudicaciones.

En vez de ello, la comuna descartó a las otras ofertas más económicas con el argumento que la empresa ganadora Nandi Mercantil ofreció entregar en el menor tiempo posible.

Esta misma justificación utilizó el alcalde Javier Gramajo cuando la alcaldía buscó comprar 300 mascarillas N95 en Q110 cada una, cuatro veces más caras que el precio de referencia de la Dirección de Atención al Consumidor (Diaco). En ese entonces dijo que eligieron a Nandi Mercantil porque era la que entregaba en menos tiempo.

El vocero Julio Vásquez dijo en abril que la empresa ofreció la entrega en tres días. Además, dijo, hay “escasez del producto”. La municipalidad anuló el concurso dos días después de que Ojoconmipisto reveló los sobreprecios de estos productos. La razón: la empresa incumplió con el plazo.

A finales de ese mes la Contraloría anunció una presencia de verificación para corroborar si la alcaldía cumplió con las circulares de la Dirección General de Adquisiciones del Estado (DGAE) del ministerio de Finanzas que envió durante el estado de calamidad y la Ley de Contrataciones y su reglamento.

Este tipo de examen no concluye en una sanción o denuncia por parte de la Contraloría. Esto sucederá si así lo recomienda la auditoría especial que fue nombrada por la entidad fiscalizadora. Se buscó conversar con el vocero de la alcaldía sobre el tema, pero no respondió las llamadas realizadas.

El 3 de mayo, el medio digital No-Ficción publicó que la comuna compró insumos de higiene a Nandi con precios de hasta ocho veces más alto al que lo compraron otras entidades del Estado.

De marzo a octubre la Contraloría empezó 90 auditorías especiales, de las cuales 55 son de municipalidades de siete regiones del país. Hasta ahora ninguna ha concluido.

 

Recuerda leer: Empresa con historial de sobreprecios le vende 32 mil bolsas de alimentos a Quetzaltenango

Compartír:



Relacionados

Los comentarios están cerrados.

Suscríbase a nuestro newsletter


Ingrese su nombre Ingrese su apellido Ingrese su correo