Comunas buscan permisos para abrir nuevos cementerios

Debido a la pandemia siete municipios se apresuran obtener las autorizaciones que les permita un espacio para enterrar a sus difuntos por coronavirus.

Ingreso principal al cementerio municipal de Salcajá. Foto: Facebook Municipalidad de Salcajá.

 

Por Claudia Palma

 

Los ministerios de Salud y de Medio Ambiente recibieron solicitudes de siete municipalidades para obtener los permisos que les permita abrir nuevos cementerios debido a la emergencia sanitaria, indicó el alcalde Rolando Miguel Ovalle Barrios, presidente de la Asociación Nacional de Municipalidades, (Anam).

Los municipios que han presentado un  petitorio de ampliación o el de abrir un nuevo cementerio son:

  1. San Pedro Carchá, Alta Verapaz
  2. La Gomera, Escuintla
  3. Concepción Huista, Huehuetenango
  4. Cantón Panajxit II, Quiché
  5.  Caserío Río Lindo, Comitancillo, San Marcos
  6. Caserío Chopop Abaj y Caseríos Pacanam y Chuicha, Nahualá, Sololá
  7. Salcajá, Quetzaltenango

“Varios de los cementerios municipales llegaron a su máxima capacidad o están por hacerlo, se encuentran dentro de los cascos urbanos y ya no tienen más espacio. Es un tema recurrente y que preocupa a alcaldes pues por ley  solamente se disponen de seis horas para enterrar a un fallecido por COVID-19”, agregó. Salcajá, la comuna que dirige Ovalle, se encuentra pendiente de que le autoricen cinco cuerdas de terreno aledaños para ampliar el actual.

Quetzaltenango tiene 2,017 casos acumulados y 864 casos activos, según las estadísticas oficiales del Ministerio de Salud y Asistencia Social (MSPAS).

En la capital del departamento de  Guatemala, el cementerio destinado por el MSPAS para realizar las inhumaciones de las víctimas por Covid 19 seguirá siendo La Verbena. “Allí  llegan los casos en los que no fueron reclamados por sus familiares o no cuentan con recursos o lugar para la inhumación”, indicó Julia Barrera,  vocera de la cartera.

El no contar con un espacio para estos casos ha llevado a extremos a la población, como en San Pablo Jocopilas, Suchitepéquez, donde un la familia de hombre fallecido por coronavirus fue obligada a enterrarlo en un basurero.

 

En el centro de las localidades

La semana pasada la comuna de La Esperanza, Quetzaltenango, confirmó que el cementerio municipal en la zona 2 colapsó y que comenzarán a utilizar uno nuevo.

En Sipacate, Escuintla, el antiguo cementerio municipal, ubicado en el centro del casco urbano, fue clausurado el 29 de mayo y se habilitó un área específica para fallecidos por coronavirus, informó el vocero de la comuna, Wilber Salazar.

En Iztapa, Escuintla el alcalde, Mario Rolando Mejía Alfaro, indicó que aunque todavía hay espacio en el cementerio municipal ya está en funcionamiento otro en el que se ha destinado un área para las víctimas de la enfermedad.

“Tenemos para enterrar todavía como 2 mil cuerpos, pero los espacios ya están cedidos y vendidos. Por eso comenzamos nuestro proyecto de ampliación para la emergencias en esta pandemia”, dijo la alcaldesa de La Gomera, Floridalma Morales Contreras.

Según datos de Salud, en Escuintla hay al 28 de julio 2,797 casos acumulados y 681 casos activos.

En mayo, la municipalidad mixqueña anunció que el cementerio municipal estaba al borde de su capacidad y se anunció la posibilidad de construir una fosa para los fallecidos de COVID-19, al ser consultado el vocero de la comuna Mynor Espinoza, dijo que el proyecto sigue en estudio para presentarlo al alcalde.

 

También puedes leer: Cierran cementerio de Acatenango durante un mes

Compartír:



Relacionados

Los comentarios están cerrados.

Suscríbase a nuestro newsletter


Ingrese su nombre Ingrese su apellido Ingrese su correo