Cierran cementerio de Acatenango durante un mes

Con cero casos activos la comuna prefiere extremar las medidas ante posibles contagios.

Autoridades municipales desinfectan calles de Acatenango. Foto: Facebook Municipalidad de Acatenango.

 

Por Claudia Palma

 

La municipalidad de Acatenango, Chimaltenango, decidió cerrar durante un mes las puertas del cementerio general de la localidad. La medida no es extrema, dice el alcalde Isaías Marroquín Figueroa que dirige un municipio en el que no hay casos activos.

El municipio registró ocho casos de los que ya ninguno está activo, es por eso que se han extremado las medidas para mantener las cifras bajas, indicó Ana Ordóñez, directora del centro de salud de Acatenango.

La disposición anunciada por medio de un comunicado cobró vigencia a partir del 16 de junio, después del funeral de un contagiado por COVID 19.

El deceso por Covid 19 ocurrió en el Hospital Nacional de Antigua Guatemala y el entierro se realizó en cuestión de horas.  Además, ocurrió en vísperas del día del padre, una fecha muy concurrida en el cementerio de Acatenango.

De acuerdo con las autoridades sanitarias, la municipalidad dispuso que cuando ocurrieran casos ajenos a la pandemia se tramite un permiso para realizar los entierros con la presencia únicamente de quienes inhumen el cuerpo. “Los sepelios suelen ser focos de contagios masivos por las aglomeraciones y eso es precisamente lo que se evitó”, indicó Ordóñez.

De continuar las estadísticas así, Marroquín evalúa que las puertas del cementerio puedan abrirse nuevamente la próxima semana, sin embargo Ordóñez considera que la medida debe de mantenerse hasta el 15 de julio próximo.

En junio, los familiares de José Estrada, que murió por Covid 19, denunciaron públicamente a las autoridades municipales y de Salud de San José, Escuintla, por no podían inhumarlo a falta de trajes especiales para prevenir el contagio de la enfermedad.

El 8 de junio, otro hombre que falleció por COVID-19 en el Hospital Nacional de Suchitepéquez, iba a ser enterrado en el cementerio de Chocolá, San Pablo Jocopilas, pero un grupo de vecinos se opuso y obligó a los líderes comunitarios a enterrarlo en un basurero por temor a contagiarse.

Este es es el segundo período consecutivo de Marroquín como alcalde de la localidad, logró la reelección postulado con el partido Unidad Nacional de la Esperanza (UNE). El período anterior llegó con Todos.

 

También puedes leer: Municipalidades compran alimentos a empresas creadas durante la pandemia

Compartír:



Relacionados

Los comentarios están cerrados.

Suscríbase a nuestro newsletter


Ingrese su nombre Ingrese su apellido Ingrese su correo