Alcaldes harán frente por primera vez al cambio de alerta en el sistema

De momento el 46 por ciento de los 340 municipios permanece en rojo, el color con más restricciones para realizar actividades.

Flores, Petén, es uno de los municipios que permanece en alerta roja. Foto: Facebook municipalidad de Flores.

 

Por José Pablo del Águila

 

El sábado 8 de agosto se actualizará por primera vez el tablero de alertas, el semáforo rige qué actividades se pueden realizar de acuerdo al número de contagios en un municipio. La labor de los alcaldes, enfatizó la Comisión Presidencial contra el Coronavirus (Coprecovid), es fundamental para concientizar a la población a que cumpla con las restricciones y medidas de precaución.

Miguel Ovalle, presidente de la Asociación Nacional de Municipalidades (Anam), comentó que el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS) y la Coprecovid analizan girar instrucciones a los centros de salud para que se permita a los alcaldes incidir en la toma de decisiones.

“Las decisiones (en las que los alcaldes podrán intervenir) están relacionadas al transporte urbano y a plazas públicas, por ejemplo. Ya abrimos un canal de comunicación con Coprecovid y estamos anuentes a recibir cualquier tipo de información”, explicó Ovalle.

De momento no existe un protocolo que establezca reuniones de coordinación entre los jefes ediles y autoridades locales de salud previo al cambio de alerta. Cada alcalde en lo individual quien debe coordinar la comunicación con los Centros de Operaciones de Emergencia Municipal (COEM), donde también participa Salud, recordó Ovalle.

Al respecto, Julia Barrera, portavoz del MSPAS, informó que la Coprecovid prepara un manual dirigido a los ediles que los ayudará a resolver dudas básicas y que les aclarará qué factores se analizan para cambiar los colores de alerta. De momento aún no está listo.

 

Coordinación previa

Guillermo Hegel, con una maestría en salud pública, considera que la comunicación entre alcaldes y las autoridades de salud debe ser constante. Para esto se pueden establecer reuniones extraordinarias previas a que el sistema cambie el color de la alerta para fijar lineamientos necesarios.

Algo que dificulta esta comunicación, comentó, es que el personal del MSPAS suele estar sobrecargado de tareas. Esto hace que a veces los directores de distrito de Salud no atiendan tareas de coordinación.

Hasta la fecha 158 municipios permanecen en alerta roja, 109 en naranja y 73 en amarillo.

 

Te sugerimos: Las dos versiones acerca de la quema en la municipalidad de San Lucas Tolimán

Compartír:



Relacionados

Los comentarios están cerrados.

Suscríbase a nuestro newsletter


Ingrese su nombre Ingrese su apellido Ingrese su correo