Tucurú alteró factura por compra de tubería PVC

AC: MP y Contraloría deben investigar si la alcaldía incurrió en delito al modificar la cantidad de tubos adquiridos y no registrarlo en Guatecompras.

Leonel Victoriano Guzmán Argueta llegó a la municipalidad con la UNE.

 

Por Isaías Morales

La municipalidad de San Miguel Tucurú, Alta Verapaz, dirigida por Leonel Victoriano Guzmán Argueta, pagó Q14 mil por comprar seis tubos PVC, según la factura serie A y número 000007 emitida el 12 de diciembre de 2017.

En el documente se lee que adquirió tres tubos de tres pulgadas de ancho por Q6,750; dos de dos pulgadas por Q3,500; y uno de una pulgada a Q3,750. Es decir, cada uno a un costo promedio de Q2,300, cuando en el mercado el precio promedio ronda en Q300.

Rocío Elysel Aguilar Pop, representante de Venta de Materiales de Construcción R.A, emitió la factura el 12 de diciembre de 2017. La comuna publicó el documento en Guatecompras cinco días después.

Según Carlos Enrique Coy, encargado de Guatecompras de la alcaldía, la empresa se equivocó en colocar la cantidad de productos adquiridos. Por ello, un día después cambió el estatus del concurso a “no vigente por error en el registro” y no volvió a publicarlo en el portal, ni corrigió la factura, pero sí se desembolsó el pago.

Tras las críticas de los vecinos desde la tarde del 12 de julio, la municipalidad subió de nuevo la compra con el Número de Publicación de Guatecompras (NPG) E439408776 a las 10:00 horas de este viernes 13. En realidad se tardó siete meses en hacer la corrección en Guatecompras después anular el primer concurso.

Coy explicó a Ojoconmipisto que se le olvidó hacer este cambio porque estuvo de vacaciones a finales del año pasado.

En la nueva publicación salieron a luz otros detalles. Primero, la municipalidad no requirió otra factura a la proveedora, sino que utilizó la misma (Serie A y número 000007). Luego, colocó otra cantidad de tubos adquiridos.

 

 

En esta ya no figuran solo seis tubos, sino 113 en total. De acuerdo al informe de bodega emitido por tesorería, por cada tubo PVC se pagaron Q225, Q159 y Q61.45, en tamaño de tres, dos y una pulgada de ancho, respectivamente. El documento fue firmado y sellado por el alcalde y el encargado de almacenar los productos, pero la fecha no está clara.

Los materiales se adquirieron para reparar el sistema de agua potable del barrio el Centro, en el casco Urbano. Los trabajos se realizaron entre diciembre y enero pasado, según explicó Guzmán Argueta, quien también sostuvo que no se sobrevaloraron los productos.

 

Documento legal alterado

De acuerdo con William Zarate, miembro del Colegio de Contadores Públicos y Auditores (CPA), la municipalidad estaba obligada a pedir una nueva factura al contratista para no correr el riesgo de ser multados por la SAT.

Por su lado, Edie Cux, asesor legal de Acción Ciudadana, considera que la Contraloría General de Cuentas debe verificar si la comuna incumplió con la Ley de Contrataciones. “Sería una sanción administrativa porque no estaba registrado en Guatecompras –hasta hoy–, lo cual puede ser objeto de una multa”, señaló.

El analista considera que hay dos posibles faltas cometidas por la municipalidad. Una es por no publicar la factura en el portal a tiempo, y luego por las dudas originadas en los precios de los productos, a pesar de la aclaración.

“Se alteró un documento legal. En esto debería entrar a investigar la SAT. También el Ministerio Público y la Contraloría porque deben determinar si no se incurrió en los delitos de falsedad y peculado”, agregó.

La municipalidad borró este tuit.

La municipalidad publicó una nota aclaratoria en su página de Facebook donde publicó la misma factura alterada y el concurso vigente, pero no el primer documento que originó la polémica. La municipalidad borró el post de la factura, donde también advertía que se reservaba “el derecho de tomar acciones contra quienes tergiversen la información”.

El alcalde Leonel Guzmán, electo por la UNE en 2015, realizó una transmisión en vivo en la cual aseguró que auditores de la Contraloría visitaron la municipalidad este 13 de julio para verificar el detalle de la adquisición. Según él, no se encontró ninguna anomalía en este caso.

Se intentó contactar a la directora de Gobiernos Locales Alma Raquel Villeda para conocer el resultado de esta auditoría, sin embargo, no contestó las llamadas.

Compartír:



Relacionados

Escribe un comentario

*

Suscríbase a nuestro newsletter


Ingrese su correo