Tres alcaldes pagarán Q576 mil en multas por patrocinar a equipos de fútbol

La Contraloría los amonestó por aportar Q7.2 millones, sin registrarlo correctamente.

Hipólito Hernández, alcalde de Malacatán, aportó Q1.9 millones al equipo de fútbol / Foto: Deportivo Malacateco.

 

Por Isaías Morales

Las municipalidades de Malacatán y Siquinalá deberán pagar Q266,723 mil y Q199,000 por patrocinar a dos equipos de la Liga Mayor de Futbol (LNF). En tanto que la de Mixco, Q110,995.56 por aportes para su equipo que juega en la Liga Primera División.

De acuerdo con la Secretaría General de la Contraloría General de Cuentas (CGC), la sanción económica incluye a los directores financieros, alcaldes e integrantes de las corporaciones mencionadas. Los pagos serán descontados de sus sueldos.

El 14 de diciembre de 2017, Ojoconmipisto publicó un reportaje sobre cómo los gobiernos locales financiaron con Q9 millones este deporte profesional, de enero a septiembre de ese año. La investigación periodística, realizada a partir de solicitudes de acceso a información pública, reveló cómo siete de los 12 clubes privados de la LNF sobrevivían con fondos del erario público.

La Contraloría dio seguimiento al caso y encontró irregularidades en tres comunas.

La primera fue Malacatán, a cargo del jefe edil Hipólito Hernández electo en 2015 por el Partido Patriota (PP), aportó Q1.9 millones al equipo (no especificó el tipo de gastos) sin tener un número de registro contable para auditar los fondos. El desembolso fue de Q150 mil mensuales, según registros de Guatecompras. Y no consiguió demostrar el convenio suscrito con el club.

La segunda fue Siquinalá, dirigida por Carlos Grajeda –reelecto por la UNE–, erogó Q2.5 millones para los sueldos de los jugadores y cuerpo técnico. Los gastos no están publicados en Guatecompras. La comuna respaldó este gasto a través de un recibo autorizado por la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT). Sin embargo, este comprobante debía ser aprobado por la CGC, argumentaron los auditores.

Por su parte, Mixco patrocinó con Q2.8 millones a su equipo que juega en la Liga de Ascenso. El argumento de la institución fiscalizadora es que la alcaldía, encabezada por Neto Bran (quien llegó con el Movimiento Reformador), transfirió fondos a una entidad privada sin fines de lucro, lo cual no figura entre sus competencias municipales, indica el informe.

Por ello se recomendó que el Concejo Municipal debe renunciar al sostenimiento del equipo y no incluir el apoyo en su presupuesto de este año.

El vocero de la municipalidad mixqueña Mynor Espinoza informó que atenderán estas recomendaciones  y así no reincidir en las faltas señaladas.

Se intentó obtener una versión de los alcaldes de Siquinalá y Malacatán, pero ninguno de ellos ni sus voceros ofrecieron una respuesta al cierre de esta nota.

Distintos criterios

Los tres grupos auditores lograron determinar deficiencias en estas aportaciones, pero cada uno tuvo su propio razonamiento sobre la legalidad de los gastos. Los de Mixco y Siquinalá cuestionaron que este tipo de apoyo sea una competencia de las municipalidades. A su criterio estas deben enfocarse en promover el desarrollo a través de proyectos de beneficio social y económico.

El reportaje de Ojoconmpisto determinó que el 80 por ciento de estos fondos aportados proviene del situado constitucional, una fuente de financiamiento que se enfoca en dos área: inversión pública y gastos de funcionamiento interno, según el artículo 257 de la Constitución.

Este no menciona que pueda ser destinado para el balompié federado y competitivo, ya que para eso los artículos 92 y 93 establecen un porcentaje del 1.5 del Presupuesto General para este fin.

Con Malacatán el señalamiento se centró en que no logró realizar la contribución de forma transparente, es decir, sin registrarlo en los libros contables para que sea fiscalizada. La Contraloría no cuestionó si este egreso es legal.

Se intentó obtener una explicación del subcontralor de Calidad del Gasto de la CGC, César Elías, sobre por qué variaron los argumentos de los auditores, pero no respondió las llamadas.

Cuatro exentas y una investigada

La Contraloría no emitió reparos contra las municipalidades Antigua (Q150,000), San Marcos (Q240,000), Mazatenango (Q225,000) y Guastatoya (Q2,520,000) por realizar este tipo de pagos. Esta última logró el campeonato del Torneo Clausura 2018 el pasado 27 de mayo condel apoyo de fondos públicos.

La CGC buscó auditar el financiamiento del Deportivo Petapa, que dejó de percibir fondos públicos hasta julio de 2017, pero no pudo acceder a los archivos contables que secuestró Fiscalía Contra la Corrupción como parte de una investigación contra la administración de Luis Alberto Reyes Noriega, alcalde electo en 2015 por el cancelado Partido Patriota.

Compartír:



Relacionados

Escribe un comentario

*

Suscríbase a nuestro newsletter


Ingrese su correo