Totonicapán paga Q25 mil para esterilizar a 250 perros callejeros

La comuna tomó otras acciones como impedir la venta de perros, pero aún no tienen el reglamento municipal para cumplir la prohibición.

Autoridades del Salud en Totonicapán estiman que de no hacer algo al respecto la cantidad de perros puede llegar a 36 mil. Foto: Ojoconmipisto.

 

Por Carmen Hernández

 

En Totonicapán se instaló una mesa técnica para controlar la proliferación de perros callejeros del municipio. Entre otras medidas, acordaron verificar los martes y sábados  que no haya ventas de mascotas, explicó Rodrigo Ordóñez, veterinario municipal, coordinador de la Unidad de Bienestar Animal (UBA).

A quien incumpla le aplicarán multas de Q1,000 a Q3,000, sin embargo, aún no cuentan con un reglamento municipal que obligue al infractor a pagar.

También esterilizaron a 250 perros por Q25 mil, una factura que pagó la municipalidad de Totonicapán. En un inicio se habló de Q5 mil, pero optaron por contratar una veterinaria de la capita, Animal Planet, delVivian Marroquín. Para esta actividad se contó con la participación de trabajadores del Ministerio de Agricultura (Maga), Centro de Salud, Ejército, asociaciones proanimales, personal de la comuna y voluntarios.

 

 

Danilo Ordóñez, de la Asociación Totonicapán Pro Medio Ambiente, dijo que el pago de la comuna fue excesivo, de hecho él castra 100 perros a Q7 mil. Esta práctica la realiza a cada dos meses con perros callejeros.

 

A favor y en contra

 

Los perros callejeros son tema de disputa entre organizaciones y vecinos; unos apoyan la iniciativa de esterilizarlos, pero señalan sobrevaloración. Otros prefieren que se les practique la eutanasia.

Nohemí Morales, de la Asociación Guau Xela, se inclina en invertir en la esterilización o castración, en el caso de los machos, que cuesta alrededor de Q200 por cada ejemplar. “Es mejor eso que envenenarlos”, insiste. Recordó la vez que en 2015 mataron así a unos 100 perros callejeros.

Según autoridades del Centro de Salud, se deben tomar acciones preventivas, de lo contrario la población de perros de la calle podría llegar a los 36 mil, advierten.

A la fecha tienen reportes de 60 personas atacadas por jaurías en la localidad.

En el municipio de Salcajá, Quetzaltenango, se prohibió la venta de perros y gatos en mercados.

 

LEE AQUÍ LA NOTA: Salcajá prohibe la venta de perros y gatos en sus mercados

Compartír:



Relacionados

Los comentarios están cerrados.

Suscríbase a nuestro newsletter


Ingrese su correo