Totonicapán le paga teléfono celular a su corporación municipal

Solo en enero de 2019 la factura de 16 teléfonos celulares fue de Q13 mil 614. Una de las líneas la tiene alguien que ya no labora en la comuna.

La corporación municipal de Totonicapán se le paga la cuenta de teléfono móvil a la mayoría de sus  integrantes. Foto: Gilberto Escobar.

 

Por Carmen Hernández

 

La municipalidad de Totonicapán paga el servicio de telefonía a su corporación municipal. A través de una solicitud por acceso a la información se obtuvo descripción de las facturas, y aunque están en el renglón de compras directas no aparecen en Guatecompras.

Según acta 1-2016 de toma de posesión se entregaron 16 líneas móviles sin especificar quién la emplea.

En la misma se lee: “QUINTO: El alcalde municipal saliente (Miguel Chavaloc) hace entrega al alcalde municipal entrante (Luis Herrera) de teléfonos celulares del plan corporativo municipal de la empresa Tigo con los números siguientes”. En la facturación aparecen los 16 número que cita el acta más otros dos.

Conforme el tiempo en el puesto los funcionarios aumentaron su consumo: En enero de 2018 se pagaron Q7 mil 933. En el mismo mes, pero de 2019 se cancelaron Q13 mil 614.

El consumo más alto es para el jefe edil, en febrero de 2016 empezó con Q446; en febrero de 2019 fueron Q1 mil 760. “Como funcionario tengo gastos, entre ellos un medio de comunicación y la municipalidad apoya a los funcionarios con ello”, se justificó Herrera.

El pago por el servicio de telefonía está catalogado como compra directa, pero las facturas no aparecen en el portal de Guatecompras.  En este sentido, el analista Carlos Martínez, explica que podría existir un fraude de ley. “Es un contrato por 18 meses mínimo, al hacer la suma total sobrepasa la cantidad establecida para compras mínimas. Fragmentan los pagos y la ley de Contratación de Estado lo prohíbe, puede incurrir en hallazgo por parte de la Contraloría General de Cuentas (CGC) y denuncia ante el Ministerio Público”, advirtió.

 

La Unidad de Información Publica (UDI) indicó que los números de teléfono están asignados a concejales, síndicos y trabajadores municipales. Después de marcar algunos se comprobó quiénes los portan:

  • Concejal IV, Jerónimo Aguilar, consume entre Q295 y Q987 mensuales.
  • Exgerente municipal, Mariano Soch, por primera vez electo diputado por la UNE, su consumo mensual llegó a Q1 mil 258. Ya no labora en la municipalidad.
  • Juan Vásquez, concejal primero, entre Q800 y Q900
  • Carlos Tacam; síndico municipal, entre Q840 y Q905
  • Yefry Norato; sindico suplente y director de servicios públicos, entre Q800 y 900, pero solo que tiene autorizado son Q450.

El vocero de la comuna, Marvin Socop, explicó algunos funcionarios cancelan su propio consumo, sin embargo las facturas salen a nombre de la municipalidad de Totonicapán. En el caso de Soch que dejó de trabajar en diciembre de 2018, devolvió el aparato, dice, lo cual no es cierto pues Ojoconmipisto llamó al celular y él respondió.

 

 

Alan lxchajchal, concejal séptimo de oposición por el comité cívico Chiumekena, no se le asignó una de estas líneas, considera que el municipio tiene otras prioridades. “Cada funcionario que tiene un salario y los del concejo reciben una dieta, con eso deberían pagar su celular”, dice.

De acuerdo con los resultados de la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida 2014, Totonicapán ocupa  a nivel nacional el segundo lugar en pobreza y pobreza extrema con 77 y 41 por ciento respectivamente.

 

Te recomendamos leer: Totonicapán paga Q25 mil para esterilizar a 250 perros callejeros

Compartír:



Relacionados

Los comentarios están cerrados.

Suscríbase a nuestro newsletter


Ingrese su correo