Solo cuatro municipios tienen un Plan de Ordenamiento Territorial, POT

Guatemala se urbaniza a un ritmo vertiginoso sin que la mayoría de sus municipios cuente con un plan para hacerlo de manera ordenada.

Villa Nueva es uno de los municipios urbanos que no cuenta con POT. Foto: Facebook Villa Nueva.

 

Por José Pablo del Águila

 

Según estudios del Banco Mundial, 54 de cada 100 guatemaltecos viven en áreas urbanas. Para 2050 estiman que serán 67 por cada 100. La taza de urbanización de Centroamérica es la segunda más acelerada en el mundo, solo superada por África.

Cecilia Zurita, investigadora del Instituto de Investigación y Proyección Sobre Ciencia y Tecnología (Incyt) de la Universidad Rafael Landívar, indica que lo anterior demuestra la necesidad de que los 340 municipios tengan su Plan de Ordenamiento Territorial (POT).

Por ahora solo la capital, La Antigua Guatemala, Quetzaltenango y Salcajá tienen un POT.

Se trata de construir una ruta estratégica para alcanzar el desarrollo de los municipios, tomando en cuenta las dinámicas políticas, sociales, culturales, ambientales y de riesgo, explica la Secretaría de Planificación y Programación de la Presidencia.

La Asociación Nacional de Municipalidades (Anam) considera que los POT permiten lograr una ocupación ordenada de los territorios, el buen uso de los recursos naturales y minimiza los impactos negativos de las actividades humanas.

 

Pasos necesarios

La investigadora Zurita considera que una de las razones por la que la mayoría de municipios todavía no crean su POT es porque no existe una ley de ordenamiento territorial que norme cómo debe hacerse y en cuánto tiempo.

El Código Municipal refiere que es obligación de las Municipalidades crear  un POT, pero no especifica la forma. Se podrían implementar sanciones a los municipios que no lo elaboren, o incentivos para aquellos que sí, como mayor transferencias de presupuesto del gobierno central, explica Zurita.

Manfredo Corado, arquitecto y experto en urbanismo, considera que la implementación de los POT se ha dificultado porque no existe un Ministerio de Vivienda y Urbanismo, como sí lo hay en otros países.

Actualmente, solo hay subdependencias en el Ministerio de Comunicaciones que ven el tema. Sin embargo, podría crearse un ministerio y este tendría que centrarse en velar y fiscalizar el crecimiento urbano y su ordenamiento, explica Corado.

Eddy Cifuentes, consultor de gobiernos locales, considera que el beneficio de un ordenamiento territorial está en el desarrollo económico local y en favorecer la inversión. Por el contrario, las consecuencias de tomar decisiones aisladas o de manera improvisada puede provocar que se habiten zonas de riesgo, daños al medio ambiente y dificultades en la movilidad, entre otros, explican los expertos.

Cifuentes insiste en la urgencia de que los Concejos Municipales tomen la iniciativa de convocar a distintos sectores en sus municipios para crear su propio POT.

Segeplan realizó en 2018 una guía paso a paso de cómo crear planes de desarrollo municipal y territorial. Se puede consultar aquí.

 

TAMBIÉN PUEDES LEER: Los municipios con bajo índice de competitividad se quejan de poca de transparencia 

Compartír:



Relacionados

Los comentarios están cerrados.

Suscríbase a nuestro newsletter


Ingrese su correo