San José Yalú: la aldea de Sumpango que no cuenta con agua clorificada

La comunidad hoy en día se abastece de líquido en tres pilas públicas. Y el servicio es gratis.

La comunidad de San José Yalú se abastece de agua en tres pilas. Foto: Elsa Amanda Chiquitó

Por Elsa Amanda Chiquitó

San José Yalú es una de ocho aldeas de Sumpango, Sacatepéquez y la única que no cuenta con servicio de agua domiciliar para sus poco más de 3 mil habitantes. (Los últimos datos disponibles sobre población con los que cuenta el Registro Nacional de las Personas, Renap, de 2015, indica que son 3 mil 029 quienes residen en este lugar).

Para abastecerse de agua, los residentes de San José Yalú deben acudir a una de tres pilas públicas en las cuales llenan cántaros para llevar a sus casas. Estas, a su vez, se abastacen de un nacimiento ubicado en la finca El Yalú y que fue donado a la comunidad por parte de sus propietarios.

Sin embargo, el agua no cuenta con sistema de cloración. “En 2012 se empezó con el proceso de verificar en qué estado estaba cada uno de los sistemas de abastecimiento de agua de las comunidades que conforman Sumpango” comentó el alcalde Efraín Paredes. “En ese entonces, sólo en cinco de 17 había sistema de cloración. Y hoy sólo queda Yalú porque sus residentes lo rechazan”.

“Esta administración”, agregó Paredes, “construyó tanques de captación y distribución de tres nacimientos que suministrarían agua a los vecinos, que tendrían que pagar Q25 al mes. Y por ser un proyecto nuevo no se cobraría el derecho de instalación de Q2,000.

Al menos 170 familias de la comunidad estarían de acuerdo con adquirir el agua domiciliar, indicó por su parte el alcalde auxiliar de San José Yalú. “La población se incrementó y el agua ya no alcanza. El problema se complica más en verano y quienes se ven más afectados son las mujeres y los niños”.

Sin embargo, según resaltó Luis Guamuch, presidente del Consejo Comunitario de Desarrollo (Cocode) muchas familias no tendrían la capacidad económica de pagar por el servicio por ser de escasos recursos. “Hoy el agua no tiene costo para ellos” apuntó. “Y esta situación ha generado un conflicto en la comunidad. Para quienes viven cerca de las pilas es fácil ir por el agua. Quienes viven más lejos, quisieran que les llegara a su casa”.

Ana*, una vecina que no quiso dar su nombre, aseguró que ella y otros no quieren agua instalada en sus hogares porque “los nacimientos son para todos. Tenemos agua gratis, lavamos y nos alcanza para bañarnos. Y es suficiente”.

Pero según datos del Centro de Salud es urgente que se clore el agua. Durante 2017 se atendieron varios casos de Amebiasis Intestinal y otras infecciones como consecuencia de que el agua no es tratada. También se detectó presencia de E.coli.


Esta nota es producto del Diplomado “Periodismo y Desigualdades” impartido por Laboratorio de Medios, S.A., a comunicadores de varios departamentos de Guatemala con financiamiento de Oxfam y la Inter-American Foundation (IAF.) El contenido es exclusiva responsabilidad de su autor.

Compartír:



Otras noticias

Escribe un comentario

*

Suscríbase a nuestro newsletter


Ingrese su correo