Quetzaltenango obligado a entregarle Q17 millones al fondo común

Siete municipalidades de ese departamento perdieron recursos asignados a proyectos por distintas razones, como no completar los expedientes.

José Villatoro, Director del Codede de Quetzaltengo, indica que varios proyectos estaban vinculados con drenajes. Foto: Rigoberto Quemé

Por Rolando Quemé

Catorce proyectos no se realizarán este año en Quetzaltenango. Todos contaban con fondos asignados por medio del Consejo Departamental de Desarrollo pero no se llevarán a cabo porque las municipalidades que los solicitaron o no presentaron el expediente completo “o ni siquiera llegaron a concretarlo”, explicó Carlos Barrios, director departamental de la Secretaría General de Planificación y Programación de la República, SEGEPLAN.

El monto total asignado que no se ejecutará asciende a Q17 millones 537 mil 860 y las municipalidades que pierden los recursos para obras son: Olintepeque -no presentó un proyecto-; San Carlos Sija -no presentó dos-; San Miguel Siguilá -tres expedientes incompletos y dos sin presentar-; San Martín Sacatepéquez -un proyecto incompleto y uno sin presentar-; Zunil -no presentó un expediente-; El Palmar -dos expedientes incompletos- y Flores Costa Cuca -no presentó un proyecto-.

Los recursos asignados serán enviados al fondo común porque ya no hay tiempo para ejecutarlos agregó José Villatoro, Director del Consejo Departamental de Desarrollo. “Los más afectados son quienes viven en las comunidades porque tendrán que esperar más tiempo para ver realizadas sus obras”, indicó.

El techo presupuestario para el departameento de Quetzaltenango para este año asciende a  Q99 milliones 830 mil 344 por lo que, de los 103 proyectos nuevos, el 15 por ciento no será ejecutado. “Para mí es mucho” aseguró Barrios. “Nunca se había tenido esa cantidad de proyectos rechazados. Lo normal hubiese sido un 3 o 4 por ciento. El problema es la negligencia o incapacidad de las oficinas de Planificación Municipal que incumplen con los requerimientos del Codede”.

Una de las causas por las cuales se rechazan los expedientes es porque el personal que labora en las Oficinas de Planificación Municipal -OPM- “no tienen experiencia para la elaboración de proyectos”, señaló Barrios. Sólo seis titulares de las OPM son profesionales y la mayoría de proyectos “las elaboran las constructuras. Desde ahí se origina el problema”, puntualizó.

Iván Cifuentes de la OPM de San Carlos Sija, reconoció que no se obtuvo el financiamiento para construir una planta de tratamiento de aguas residuales y que esperan una prórroga. Por su parte, Diego Chan, de Olintepeque respondió que no se podrá hacer un edificio escolar y que “para más información, haga una solicitud a la Oficina de Información Pública”, antes decortar la comunicación.

En cuanto a la prórroga en la que confía Cifuentes,Barrios, dijo que la ampliación terminó el 15 de julio y ya no se dará más tiempo para poder gestionar estos fondos.


Esta nota es producto del Diplomado “Periodismo Político y Electoral” que imparte el International Republican Institute (IRI), bajo la coordinación de Laboratorio de Medios, S.A. a periodistas de diversos departamentos de Guatemala. (La asistencia financiera y técnica que el Instituto Republicano Internacional (IRI) otorga para esta actividad es provista por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y es posible gracias al generoso apoyo del pueblo estadounidense). Los puntos de vista y opiniones expresados en esta nota son de los autores y no necesariamente reflejan la política oficial de USAID o del gobierno de los Estados Unidos”.

Compartír:



Otras noticias

Los comentarios están cerrados.

Suscríbase a nuestro newsletter


Ingrese su correo