“Queremos que el Estado nos apoye con Q400 mil este año”

Erwin Molina es técnico de la Asociación Pro Bienestar de Acción (Aproba Sank) que apoya a agricultores que se conglomeran en la Red Aj Awinel en Chisec, Alta Verapaz.

 

Por Brayan Rivai Xol

–¿Por qué surge la red de agricultores Aj Awinel?
Para fomentar la agricultura diversificada. En 2006, con el apoyo de la Asociación Pro Bienestar de Acción (Aproba Sank) se creó una escuela campesina para hombres y mujeres de Chisec. Dos años después desarrollamos nuestro primer mercado campesino, en el que se ofrecían los primeros productos frescos y orgánicos cultivados en esas parcelas.  En 2010, surgió la red Aj Awinel para integrar a más familias.

–¿Cuántas familias la conforman?
En la actualidad, alrededor de 600 familias que tienen hasta una manzana de cultivos diversificados en Chisec, Carchá, Cobán y Lanquín.

–¿Qué tipo de incentivos se da a las familias que integran la red?
Se les otorga una certificación que califica cultivos permanentes que se producen a largo plazo como cacao, aguacate y achiote y no permanentes, como malangas y yucas. Cada familia recibe Q500 si tiene una manzana sembrada de productos diversificados. Y quien tiene cinco manzanas, recibe Q1000.

De 2006 a 2014, Aproba Sank gestionó Q300 mil para 360 familias pero ya no lo hace. La municipalidad prometió darle continuidad al proyecto el año pasado pero ello no se ha concretado.

–¿Qué otro tipo de ayudas reciben?
En las ferias campesinas se premia al mejor agricultor. En las municipalidades de Chisec, Fray Bartolomé de las Casas y Raxruhá se gestionan premios a las familias que trabajan de forma más productiva su tierra. Todos los años, se recaudan Q60 mil para premiar a las familias de la Red.

–¿Qué ha logrado desarrollar la red en todo su trayecto?
La formación a agricultores. El objetivo es que las familias no vendan sus tierras y, por tanto, no sean acaparadas por industrias de palma o hidroeléctricas. Queremos fomentar la soberanía alimentaria y cultivar nuestros productos sin agroquímicos.  Este año queremos sumar a 300 familias más.

–¿Cómo han logrado desarrollar proyectos?
–Cada tres meses no reunimos para debatir temas de interés agrícola, desde cómo producir nuestras tierras hasta cómo protegerlas. Estrategias que nos han ayudado y que seguimos fortaleciendo en otras áreas.

–¿Cuál fue el mayor reto que enfrentan?
–Que el Estado reconozca nuestro esfuerzo como familias agricultoras y que nos apoye con al menos Q400,000 para este año.


Esta nota es producto del Diplomado “Periodismo y Desigualdades” impartido por Laboratorio de Medios, S.A., a comunicadores de varios departamentos de Guatemala con financiamiento de Oxfam y la Inter-American Foundation (IAF). El contenido es exclusiva responsabilidad de su autor.

Compartír:



Otras noticias

Escribe un comentario

*

Suscríbase a nuestro newsletter


Ingrese su correo