“Por miedo a sentirme excluido, no me he acercado a quienes luchan por este proyecto”

Carlos Joel Chiroy Yucuté, de 36 años, es uno de los cuatro tejedores que tiene Santiago Sacatepéquez. Fotos: Carlos Guillermo Rodríguez,

Carlos Joel Chiroy Yucuté, de 36 años, es uno de los cuatro tejedores que tiene Santiago Sacatepéquez. Fotos: Carlos Guillermo Rodríguez,

Carlos Joel Chiroy Yucute aprendió a tejer cuando era niño. Ahora es uno de los cuatro varones que se dedica a este arte. En Santiago Sacatepéquez existen otras 30 tejedoras.

Por Carlos Rodríguez

Las mujeres Tejedoras de Sacatepéquez luchan para que el Estado reconozca la propiedad intelectual de los tejidos, pero en Santiago Sacatepéquez, también hay hombres que se dedican a este arte.

CR– ¿Cómo ve la lucha para que se reconozca la propiedad intelectual de los diseños y tejidos mayas?
CJC–Guatemala no cuenta con una ley para proteger los tejidos. Muchas empresas utilizan los diseños de tejidos hechos por manos indígenas en otros objetos artesanales. Y como no hay una patente para protegerlos, se apropian de ellos. Debemos de luchar e involucrarnos para poder patentar los diseños de cada pueblo.

– ¿Por qué no participan los hombres tejedores en este tipo de demandas?
–Porque un hombre que teje no es bien visto, en Santiago somos muy pocos. Este es un trabajo propio de la mujer indígena, por miedo a sentirme excluido no me he acercado a quienes luchan por este proyecto. A veces desconocemos el significado de nuestro trabajo, es un legado que nos han heredado nuestros abuelos.

– ¿Cómo pueden sumarse a esta lucha?
–Participar en las reuniones que realizan para que nuestros tejidos no se pierdan. Es un trabajo importante y digno, no es una lucha solo de mujeres.

– ¿Cómo ve el hecho de patentar los diseños de los tejidos?
–Es necesario porque las empresas pueden adueñarse de esos tejidos, y después dirán que son propios. Pero el tejido es de todo un pueblo y cada uno debe tener su propio diseño. Detrás de ellos hay una historia, que no debemos perder.

– Para usted, ¿qué representan los diseños?
–La vida cotidiana del ser humano se plasma en figuras geométricas. Hay diseños de pájaros, flores, quetzales. También está la corona de cuatro botones que representa la cruz maya y los cuatro puntos cardinales. Es utilizada en la mayoría de los güipiles santigueros, esto es lo que nos dejaron nuestros ancestros.

– ¿Cuál es la diferencia entre el trabajo de un hombre y una mujer?
–El tiempo y la técnica. Las mujeres debido a que atienden a los hijos, esposos y padres lo hacen por espacios separados, además ellas utilizan la técnica de pasar hilo por hilo para formar los diseños. Mientras que yo trabajo los pares de hilo que necesito y lo hago con mayor velocidad.

– ¿Cómo hacer que el arte de tejer también sea para hombres?
–Darle participación a todos. Un niño me contó que su mamá no lo dejaba acercarse cuando ella tejía porque “era trabajo para niñas”. No solo las mujeres pueden hacer un tejido, los varones también.

Carlos Joel Chiroy Yucuté, de 36 años, es uno de los cuatro tejedores que tiene Santiago Sacatepéquez. Fotos: Carlos Guillermo Rodríguez,

Uno de los tejidos de Carlos Joel Chiroy Yucuté, que aprendió a tejer cuando era niño, en Santiago Sacatepéquez.

***

Esta nota es producto del Diplomado “Periodismo, Fiscalización y Transparencia” que imparte el International Republican Institute (IRI), bajo la coordinación de Laboratorio de Medios, S.A. a periodistas de diversos departamentos de Guatemala. (La asistencia financiera y técnica que el IRI  otorga para esta actividad es provista por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y es posible gracias al apoyo del pueblo estadounidense).

Compartír:

Relacionados

Comentarios

  1. ambrosio ixcajoc says:

    ……es un trabajo muy delicado requiere de mucha pasiencia lo felicito…
    Mi esposa tambien es tejedora.????

Escribe un comentario