“Quiero persuadir a otras mujeres de El Progreso que se interesen por la política”

Alba Claudina Olavarrueth Paiz es una de cinco mujeres que aspira a ocupar una de los dos curules con las que contará este departamento en 2020.

Alba Claudina Olavarrueth es una de cinco candidatas a diputadas de El Progreso. Foto: Elisa Sasvin

Por Elisa Sasvín

 

Gracias a las reformas a la Ley Electoral y de Partidos Políticos, El Progreso contará con dos legisladores a partir del año próximo. Para ocupar uno de los escaños, se postulan 17 candidatos. Y de estos, cinco son mujeres. Alba Claudina Olavarrueth es candidata de Vamos.

–¿Por qué quiere ser diputada?
–Porque quiero persuadir a otras mujeres de El Progreso para que se interesen en participar en política. En El Progreso predomina la cultura machista, y esto hay que superarlo. Y porque quiero promover iniciativas de ley que promuevan la igualdad de género. La familia de mi esposo y la mía siempre nos hemos involucrado en actividades que promueven el desarrollo del departamento. Las reformas a la ley electoral y de partidos políticos me hacen suponer que esta campaña estará bien supervisada y fiscalizada, además de que será de bajo costo para nosotros los candidatos. Esta es una motivación adicional.

–¿A qué se ha dedicado hasta ahora?
– Soy fundadora de la Asociación por el Bienestar de los Discapacitados (Abidepro). Esta entidad maneja el Centro de Atención de Atención de Discapacitados de El Progreso (Cadep). Además soy propietaria de un colegio en el que se promueve la inclusión de alumnos con necesidades educativas especiales.

–¿Por qué su interés en personas con capacidades especiales?
–Conozco de cerca el sufrimiento de padres con hijos en condiciones tan vulnerables. Sufren cuando están expuestos al acoso escolar. La sociedad los excluye y por lo general, las familias no cuentan con recursos suficientes para atenderlos. Yo lo hago porque es una forma de agradecer a Dios no tener hijos con ese problema. Es importante trabajar en la sensibilización y ponerle fin a las actitudes negativas y a la indiferencia.

–De llegar al Congreso, ¿impulsaría leyes sobre este tema?
–Sí. Lucharé para que se incremente el presupuesto asignado para los discapacitados. Apoyo la iniciativa de Ley 5125 (Ley de Personas con Discapacidad) que conoce el pleno desde agosto del año 2016. Creo que es importante insistir que en el currículo nacional base se modifique y que se eduque en el tema de igualdad, derechos y equidad de género para niñas y mujeres. Para ello se precisa de docentes especializados.

–Además de la agenda sobre discapacidad, ¿qué otros temas le preocupan?
–Quiero proponer proyectos de emprendimiento económico sostenibles para mujeres orientados a  fortalecer la economía familiar y elevar la dignidad de quienes viven en el área rural, con la posibilidad de que se otorguen créditos blandos. Esto forma parte de nuestro Plan Nacional de Innovación y Desarrollo.

–¿Por qué se postula con Vamos?
–Estoy convencida de que al partido lo lidera una persona capaz y luchadora (Alejandro Giammattei) que, con entereza, quiere realizar la hazaña de dirigir este país tan difícil de gobernar. Tengo confianza en su liderazgo, su convicción, su carácter. Además soy sensible a su condición física.

–¿Qué otros problemas considera que es urgente abordar en El Progreso?
–La falta de empleo. Hasta ahora, los proyectos que las autoridades emprenden en el departamento benefician a tan sólo unos pocos y para favorecer a quienes les ayudaron en la campaña. Otra cuestión es el desabastecimiento de medicamentos, mala atención en los servicios de salud e incremento de desnutrición. Los más afectados son quienes viven en el área rural. La educación, por otra parte, se imparte en ambientes poco dignos y los docentes tienen que enfrentar sobrepoblación de alumnos. El agua potable es escasa. La infraestructura vial es deficiente. En todo esto se tiene que trabajar.

–¿Cómo apoyar el combate a la corrupción?
–Valoro el trabajo que realiza la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala y  considero que los desaciertos cometidos son producto de acuerdos no muy claros en cuanto a sus funciones. La lucha contra la corrupción debe continuar por lo que apoyaré que se cuente con la asistencia de un organismo internacional que coadyuve en este sentido, pero con reglas más claras que dejen como legado un grupo de funcionarios capaces de realizar acciones de investigaciones bien fundamentadas y por sí solos.


Esta nota es producto del Diplomado “Periodismo Político y Electoral” que imparte el International Republican Institute (IRI), bajo la coordinación de Laboratorio de Medios, S.A. a periodistas de diversos departamentos de Guatemala. (La asistencia financiera y técnica que el Instituto Republicano Internacional (IRI) otorga para esta actividad es provista por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y es posible gracias al generoso apoyo del pueblo estadounidense.) Los puntos de vista y opiniones expresados en esta nota son de los autores y no necesariamente reflejan la política oficial de USAID o del gobierno de los Estados Unidos”.

Compartír:



Relacionados

Escribe un comentario

*

Suscríbase a nuestro newsletter


Ingrese su correo