Más mujeres en el padrón, pero pocas en las papeletas

Hasta septiembre pasado, el Tribunal Supremo Electoral registraba 4.7 millones de mujeres empadronadas versus 3.4 millones de hombres.

 

Jornada de empadronamiento a cargo del Tribunal Supremo Electoral. La actividad fue realizado en el marco de la Feria del Empleo, en octubre pasado. Foto: TSE

 

Por Rolando Quemé

En la actualidad, nueve de 338 alcaldes son mujeres: Lilian Irlanda Pop Coy de San Agustín Acasaguastlán, Susana Asencio de Antigua Guatemala, Shily Beatriz Vásquez de Génova y Estela Chávez de Nuevo San Carlos.

También Lilian Piedad García de Fray Bartolomé de las Casas, Blanca Estela Mendoza de San Martín Zapotitlán, Blanca Alfaro de Masagua (aunque ella renunció luego al cargo por razones de salud), Miriam Jeaneth Ordóñez de San Cristóbal Acasaguastlán y Brenda Elizabeth del Cid Medrano de Chinautla.

En Quetzaltenango, cuatro mujeres integran el Concejo Municipal y dos mujeres han competido por la alcaldía, pero han quedado en los últimos lugares en los eventos electorales.

Hoy el Congreso de la República tiene 29 diputadas. Sin embargo, es cuando menos apoyo han tenido. Según Guillermo Recinos, analista, durante esta legislatura no se ha aprobado ninguna ley que las beneficie.

 

Principales obstáculos

“Reconozco que el machismo ha disminuido en el país, como lo demuestran las mujeres que hoy ocupan cargos de elección popular. Sin embargo, la mujer también se acomoda al creer que son los hombres quienes deben aceptar esos retos”, refirió Rosa María Martínez, del Departamento de Investigaciones del Centro Universitario de Occidente.

“Yo sí creo que el machismo limita la participación de la mujer. Muchos padres de familia no permiten que opine o estudie, a pesar que existe derechos específicos como la participación en política y en otros niveles”, declaró Karina De León, profesora de la carrera de pedagogía.

Para el analista del CUNOC, René Arturo Xicará, son los patrones culturales los que marginan a las mujeres pues no reconocen que existen muchas preparadas intelectual y académicamente para desempeñar cualquier cargo.

“Desafortunadamente la primera mujer que ocupó el cargo de Vicepresidente de la República, perjudicó al género femenino con sus actos negativos. Pero la mujer debe arriesgarse a participar en la política partidista”, concluyó.


Esta nota es producto del Diplomado “Periodismo Político y Electoral” que imparte el International Republican Institute (IRI), bajo la coordinación de Laboratorio de Medios, S.A. a periodistas de diversos departamentos de Guatemala. (La asistencia financiera y técnica que el Instituto Republicano Internacional (IRI) otorga para esta actividad es provista por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y es posible gracias al generoso apoyo del pueblo estadounidense.) Los puntos de vista y opiniones expresados en esta nota son de los autores y no necesariamente reflejan la política oficial de USAID o del gobierno de los Estados Unidos”.

Compartír:



Relacionados

Escribe un comentario

*

Suscríbase a nuestro newsletter


Ingrese su correo