Los principales retos para la próxima corporación municipal de Quetzaltenango

Se renuevan todos los cargos en la futura alcaldía de Xela. El alcalde electo, que no descarta obra gris, promueve la participación ciudadana.

Tres analistas opinan sobre los retos que enfrentará el alcalde electo de Quetzaltenango. Foto: Archivo

Por Mirna Alvarado

El nuevo Concejo Municipal de Quetzaltenago, estará integrado, en su totalidad por nuevos rostros. Al alcalde, Juan Fernando López, electo por el Partido Humanista, le acompañarán, además de nueve personas de su organización política un concejal de Fuerza, Valor, Creo, Winaq, Viva y Vamos.

“Esta administración tiene varios retos, que van desde el ordenamiento territorial, el transporte y la administración de los mercados hasta el resolver el conflicto energético con el Instituto Nacional de Electrificación- INDE”, dice el analista Luis Felipe Samayoa.

Además explica que la nueva corporación deberá encontrar puntos de negociación que ayuden con la mejora de la ciudad, dado de que en la administración de Luis Grijalva no se dieron avances y los procesos quedaron estancados.

“Una ventaja que tiene el  alcalde electo es que ocho de los 14 votos del Concejo Municipal estarían a su favor y él tiene doble voto, lo  que supondría que podría aprovechar este caudal político para impulsar lo que hace falta, como la  modernización del transporte público o la reingeniería municipal. Incluso  para negociar con los sindicatos y empezar a ejecutar el presupuesto de obras desde el primer día de gestión”, señala-

“Un aspecto muy importante es que el nuevo concejo se mantenga abierto al diálogo con todos los sectores para que este municipio se convierta en un espacio de inversión, competitividad y desarrollo. Deben apostarle a la gestión internacional de recursos e implementar una verdadera política de Desarrollo Económico Local”, enfatiza, por su parte,  el analista José Luis Sigüil.

“La primera gran exigencia de los electores es que los fondos se manejen con transparencia y se luche en forma frontal contra la corrupción. Es importante recordar que el pueblo hará auditoria social”, agrega Sigüil.

El sociólogo René Juárez comenta que los retos principales que enfrentarán las nuevas autoridades son hacer de Quetzaltenango una ciudad segura, limpia, ordenada. “Deben de optimizarse los recursos económicos, invertir en el ordenamiento vehicular y de mercados, además de la implementación de luminarias que puedan colaborar en la prevención de la violencia. La ciudad no desarrolla porque está desordenada”, puntualiza.

Quetzaltenango es un municipio de 120 kilómetros cuadrados, el 80 por ciento de su población es urbana y el 20 por ciento rural. Según los datas del Censo Nacional del 2002, contaba con 225 mil habitantes, pero expertos consideran que en 17 años el número de población ha aumentado en un 30 por ciento, lo cual deberán de tomar en cuenta las próximas autoridades en todos sus planes.


Esta nota es producto del Diplomado “Periodismo Político y Electoral” que imparte el International Republican Institute (IRI), bajo la coordinación de Laboratorio de Medios, S.A. a periodistas de diversos departamentos de Guatemala. (La asistencia financiera y técnica que el Instituto Republicano Internacional (IRI) otorga para esta actividad es provista por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y es posible gracias al generoso apoyo del pueblo estadounidense.) Los puntos de vista y opiniones expresados en esta nota son de los autores y no necesariamente reflejan la política oficial de USAID o del gobierno de los Estados Unidos”.

Compartír:



Relacionados

Los comentarios están cerrados.

Suscríbase a nuestro newsletter


Ingrese su correo