La Gomera abre el chorro para clorar el agua

La municipalidad adjudicó 16 compras directas por adquirir hipoclorito de sodio. Todos los productos fueron contratados a la misma empresa.

En cada pozo se suministrarán 55 galones de hipoclorito de sodio para purificar el agua. / Foto: Facebook

En cada pozo se suministrarán 55 galones de hipoclorito de sodio para purificar el agua. / Foto: Facebook

Por Isaías Morales

Durante dos días la alcaldía de La Gomera, dirigida por Martín Castillo Figueroa (electo por la UNE), adquirió 880 galones de hipoclorito. Esto, para sanear los pozos de agua ubicados en distintos barrios de la localidad.

Los registros de Guatecompras dan cuenta que la comuna pagará Q1,260,160 por el saneamiento de agua programado para todo el año. Según el alcalde, los ministerios de Salud y Ambiente sugirieron a la municipalidad velar por los pozos que abastecen de agua potable a la localidad.

“Nos enviaron un oficio y recomendaciones para clorar el líquido. Por eso priorizamos el proyecto. Este es el segundo año que se realiza en La Gomera” explicó el funcionario

El concejo municipal nombró una junta de licitación que integró Rodolfo Ávila, Brender Quintana, Víctor Mencos, Williams González y Manuel Agreda. Esta aprobó adjudicar las 16 compras directas por Q78,700 cada una.

Todas las contrataciones se realizaron con el mismo proveedor. Se trata de Coprosersa, representada por Freddy Amílcar Pinto Mazariegos. En 2016 facturó Q955,970 por el mismo concepto.

A los concursos adjudicados se presentaron más oferentes. Productos Diversos Magia Luz ofertó Q57,200; Industrial Chemical ofertó el mismo precio y Group Productos y Servicios S.A. ofreció Q86,240.

El alcalde solo firma

Martín Castillo Figueroa admitió que desconoce acerca de que las adquisiciones realizadas sumaron el monto equivalente de una licitación. “No me explicaron que la cantidad había superado los Q900 mil. Tengo conocimiento que por cada pozo se pagará Q78 mil. Pero me voy a reunir con el director de planificación, el arquitecto Danilo Lux, quien conoce la modalidad de las compras”, indicó.

Cada contrato suscrito fue firmado el alcalde Castillo y su secretario municipal, José Méndez Colindres. Al cuestionarle sobre ello, el jefe de la comuna respondió que la Contraloría General de Cuentas (GCC) ya solicitó la documentación relacionada a estas compras.

“Los auditores se llevaron los expedientes para su revisión. También tendremos una reunión con ellos para tratar el tema”, indicó el funcionario.

Cristóbal Castellanos, subdirector de auditoría a municipalidades, aseguró que existe una línea muy delgada para determinar si hubo o no fraccionamiento, por lo cual, indicó, habría que analizar el caso. “Por lo general eso sucede cuando una alcaldía divide varias compras de un mismo producto en etapas con el propósito de evitar cotización o licitación”.

“Este tipo de casos no son tan frecuentes, pero sí se han sugerido sanciones sobre compras fraccionadas que se conocieron por las auditorías realizadas. Estas multas las emite la secretaría general de la CGC”, expuso el funcionario de entidad fiscalizadora.

Por su lado, Manfredo Marroquín, presidente de Acción Ciudadana, considera que las municipalidades deben ser cuidadosos con los procesos de contrataciones, “ya que actualmente hay una fuerte fiscalización de la sociedad”.

“En algunos casos l lo hacen porque no tiene los fondos disponibles y en otros el destino de esos gastos es cuestionable. Lo que hay que pedir urgentemente es la intervención de la Contraloría y que determine si esta compra fue fraccionada”, indicó el analista.

Compartír:



Relacionados

Escribe un comentario

*