La estrategia de Rubelio Recinos funcionó a medias: solo él y su hermano asumirán

El exalcalde de Barberena, Santa Rosa, pretendía regresar al poder de la mano de cuatro familiares, pero lo hará solo con uno. El 15 de enero de 2020 comenzará su quinto período no consecutivo. 

Rubelio Recinos gobernó de 2012 a 2016 con su esposa en el Congreso. Estas elecciones intentó sin éxito repetir la estrategia. Foto: Facebook Rubelio Recinos.

 

Por Isaias Morales

 

La campaña del exalcalde Rubelio Recinos Corea en el primer semestre de este año tuvo como estrategia postular a sus familiares en candidaturas a cargos importantes con el Partido Unionista. Pero no todo le resultó porque ni esposa ni sus dos hijas lograron llegar a los cargos que buscaban.

El puesto de concejal primero, mayor jerarquía en el concejo 2020-2024, lo reservó para su hija, Ana Lucía Recinos, pero no podrá asumir: el artículo 45 del Código Municipal establece que los parientes de los jefes ediles no pueden integrar las corporaciones. Así concluyó la Junta Electoral Departamental de Santa Rosa y no le entregó la credencial. Su lugar lo ocupará Walter Israel Figueroa Flores.

Mientras, la diputada Aracely Chavarría, esposa del alcalde electo, buscaba un tercer período en el Congreso con el partido de Álvaro Arzú Escobar, el presidente del Congreso e hijo del fallecido alcalde capitalino. Ella no logró su curul ni su hija María José, que buscaba ser legisladora en el Parlamento Centroamericano.

Pero no todo es noticia negativa para Rubelio Recinos, ya que su hermano Gustavo Recinos ganó la contienda en Jalpatagua, Jutiapa, con la UNE y volverá al cargo que ocupó en el período 2012-2016.

 

 

Un apellido recordado en Barberena

 

Rubelio Recinos es recordado por construir un estadio de Q41.1 millones que previo a inaugurarlo debió mandar a arreglar la estructura metálica que se desplomó.

En 2014 Ojoconmipisto publicó que la diputada y el entonces alcalde figuraban como propietarios de un restaurante que recibió adjudicaciones por más de  Q1 millón 381 mil en alimentos a esta institución del Estado. Su empleado Francisco Alonzo facturaba, pero admitió que los dueños verdaderos eran los funcionarios.

En ese entonces laboraban para el ministerio de Salud Alma Alejandra Recinos Chavarría, con una asesoría por Servicios Técnicos, y María de los Ángeles Recinos Chavarría, gerente de Recursos Humanos del área de Salud de Santa Rosa, ambas hijas del cuatro veces alcalde y la diputada.

 

TE PUEDE INTERESAR: Gobiernos familiares locales, la estrategia para permanecer en el poder 

Compartír:



Relacionados

Los comentarios están cerrados.

Suscríbase a nuestro newsletter


Ingrese su correo