La alcaldía de Chichicastenango emplea a 27 mujeres

Esa cifra representa este año el 15 por ciento de todos los puestos de trabajo.

Ingrid Yohana Bocel Sut, de la oficina de Recursos Humanos de Chichicastenango. Foto: Eva Tecún.

Ingrid Yohana Bocel Sut, de la oficina de Recursos Humanos de Chichicastenango. Foto: Eva Tecún.

Eva Cristina Tecún

Este año laboran 27 mujeres en la alcaldía de Chichicastengo, Quiché. Ello equivale al 15 por ciento de todos los empleados de la comuna (183), según el apartado de Información Pública de Oficio de la municipalidad.

De ellas, cinco ocupan puestos secretariales, cinco son encargadas de servicios sanitarios y una de contabilidad.

La Dirección Municipal de la Mujer está a cargo de Cristy Victoria Calel Tol, quien cursó el cuarto semestre de trabajo social. La juez municipal, Patrocinia Tzoc Cumez, es abogada y notaria.

Otras cuatro mujeres ocupan puestos de receptoras, una es asesora jurídica y el resto de plazas las ocupan en recursos humanos.

“Sin embargo, hay maestras desarrollando labores secretariales”, denunció Iris Ren Canil del movimiento de Mujeres Indígenas Tz’ununija’, “porque no existe  un perfil profesional que defina el puesto y ello dificulta que se pongan en práctica los conocimientos adquiridos durante su aprendizaje”. Además, “muchos de los cargos son asignados por compadrazgos y deudas políticas”.

La  mitad de  mujeres que laboraba en la comuna cuenta con estudios de diversificado. La encargada de la unidad de recursos humanos cerró el pensum en la Facultad de Derech, una auxiliar de contabilidad cursó dos semestres de esa carrera y una secretaria de la Dirección de Finanzas cuenta con estudios de auditoría”.

Evelyn Yajaira Larios Tecún, quien trabaja en la comuna desde febrero de 2016 y se graduó de maestra de educación parvularia, aseguró que el nivel profesional  “no es fundamental para desarrollar el trabajo. Pienso que lo que se ve y se demuestra es más importante. Si se cuenta con escolaridad alta pero no hay intención de superación, de nada sirve. De una depende cómo escalar profesionalmente”.

Ren Canil reiteró que es necesario un referente que impulse el crecimiento profesional para las mujeres, así como empleos que ofrezcan oportunidades para crecer profesionalmente. “Se precisa de una perspectiva de género para empoderarnos”.


Esta nota es producto del Diplomado “Periodismo y Desigualdades” impartido por Laboratorio de Medios, S.A., a comunicadores de varios departamentos de Guatemala con financiamiento de Oxfam y la Inter-American Foundation (IAF.) El contenido es exclusiva responsabilidad de su autor.

Compartír:



Relacionados

Escribe un comentario

*

Suscríbase a nuestro newsletter


Ingrese su correo