Hillary Oliveira, mujer trans que lucha por sus derechos

Hillary

Afirma que todos los días vence los obstáculos que la sociedad le pone en su camino

Nataly Pérez

Hillary María Angela Oliveira es originaria del departamento de Escuintla. Tiene 6 años de residir en Cobán, Alta Verapaz y hoy en día cuenta con 29 años de edad. Hace nueve se identificó a si mismo como una persona trans sexual.

Durante una fiesta, “unos amigos me convencieron a vestirme como mujer. Yo ya sabia que me gustaba. Me prestaron un par de zapatos, una falda, una blusa y una peluca desastrosa, pero me vi en un espejo y me dije esta no soy yo. Tengo que sentirme mujer por dentro y por fuera, y así reflejarlo. No sólo vestirme así. Así, la gente me respetará” afirma.

A su madre, entre bromas, le confesó que era trans, pero días después cuando la cuestionó de nuevo le dijo que era gay. Su abuela no la aceptó. Y uno de sus hermanos, quien era miembro de una pandilla, le hizo la vida imposible en la adolescencia. “Ello me permitió ser una persona fuerte hoy en día”, confiesa.
Oliveira se graduó, en el nivel medio, de profesora de Educación Física. Y aunque estudió durante dos años Psicología Clínica en la universidad, se decantó por ser estilista profesional, y se graduó en la Ciudad de Guatemala.

Ha participado en varios certámenes de belleza. A loas 17 años, triunfó en Miss Costa Sur, en Tiquisate, Escuintla. A partir de ese momento decidió independizarse y buscar nuevas oportunidades. También obtuvo triunfos en eventos internacionales como Miss Costa Maya Internacional y Miss Mundo Maya en Belice, y el próximo año está invitada a participar en durante el próximo mes de enero, en Top Model Guatemala, para lo cual se esta preparando en las áreas de talento que incluyen show artístico, modelaje y fotografía..

Su vida laboral transcurre en el Salón de Belleza Vanity Salón, ubicado en la zona 3 de Cobán. Ahí asesora en imagen y moda a sus clientas, muchas de las cuales, afirma “son mis amigas”. En el futuro, quisiera tener una academia de baile.

Según Oliviera, en Cobán viven nueve personas trans. Y en la ciudad no tienen el apoyo de ninguna institución que vele por sus derechos. La entidad Gente Nueva, de Ciudad de Guatemala, es quien más les ha tendido la mano. Y se reúne con su personal cuatro veces al mes, para recibir apoyo y orientación mediante charlas.
Oliveira no ha sido ajena a la discriminación. Recuerda vívidamente un episodio que data de tres años atrás, cuando el dueño una discoteca se le acercó para decire que dejara de bailar porque a las personas no les agradaba su presencia. “Me perdieron de clienta” dice. “Nunca volví a poner un pie en ese lugar”.

En referencia a los obstáculos que enfrenta la comunidad LGBTI afirma: “Es importante que esta sociedad aprenda a manejar de mejor forma el valor del respeto. Todos fuimos hechos a la semejanza de Dios y nosotras no pedimos ser así. Nosotras respetamos a todos y pedimos lo mismo a cambio. Somos parte útil de la sociedad y profesionales de todo tipo”.

Ruth Álvarez, integrante de la sociedad civil de Cobán, afirma que no hay que etiquetar a las personas de la comunidad LGTBI. “Son seres humanos como cualquiera. No es válido herir sus sentimientos ni ofenderlos”.
Olinda Aracely Mo Teyul, oficial analista de la Oficina del Procurador de Derechos Humanos en Alta Verapaz manifestó que en Cobán no han recibido denuncias por discriminación en contra de integrantes de la comunidad LGBTI pero dan acompañamiento en diversas actividades, promoviendo foros a nivel nacional para abordar diversas temáticas. La auxiliatura de la PDH en Cobán brinda apoyo a través de una unidad especial para asesorar cualquier tipo de denuncia.

* * *

Esta nota es producto del Diplomado “Periodismo Político y Electoral” que imparte el International Republican Institute, bajo la coordinación de Laboratorio de Medios, S.A. a periodistas de diversos departamentos de Guatemala. (La asistencia financiera y técnica que el International Republican Institute (IRI) otorga para esta actividad es provista por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y es posible gracias al apoyo del pueblo estadounidense).

Compartír:



Relacionados

Escribe un comentario

*

Suscríbase a nuestro newsletter


Ingrese su correo