Grupo de mentoras quiere cambiar la vida de niñas de Chisec

Las 26 mujeres q’eqchi’s buscan, con su trabajo, disminuir la desigualdad.

 

Por Brayan Rivai Xol

Un grupo de 26 mujeres q’eqchi’s se convirtió en mentoras con dos fines específicos: Fomentar la educación sexual y disminuir la desigualdad en 30 comunidades del municipio de Chisec, Alta Verapaz.

Ello porque, según los objetivos trazados por la red en la que colaboran, inculcar temas de educación sexual y reproductiva representan herramientas para fortalecer sus capacidades para tomar decisiones. “Estos mecanismos” indica Karla Rax, “contribuyen con reducir embarazos a temprana edad. Conocer los derechos de las mujeres contribuye para reducir la desigualdad existente entre hombres y mujeres”.

La red Naleb’ak, de la cual forman parte, empezó a trabajar en 2013 con el apoyo financiero del Programa “Abriendo Oportunidades” de Population Council, una ONG estadounidense. En ese momento, las 12 mentoras empezaron a educar a niñas comprendidas entre los 8 y 12 años en temas educativos.

“También hacemos manualidades y hay un espacio para el entretenimiento” comparte Karla Rax, mentora comunitaria y miembro de la Junta directiva de esta red.

Rax amplía que en sus comunidades hay desequilibrios entre niñas y niños. “Por eso intentamos nivelar esas desigualdades. Es importante que haya equidad en las oportunidades y que todos tengan los mismos derechos. Nosotras fomentamos la creación de espacios en los que podamos relacionarnos con buena convivencia”.

Hoy en día, la red fortalece a 881 niñas comprendidas entre los 8 y 12 años y a 625 adolescente de 13 a 17 años. Claudia Macz, otra de las mentoras comparte que parte del trabajo que hacen es compartir sus propias experiencias. “Algunas de nosotras hemos sido agredidas y queremos evitar que otras vivan experiencias parecidas. El aprendizaje en estas experiencias es mutuo. Nosotras enseñamos, pero aprendemos de ellas y de sus comunidades”

Según Rax, presidenta de la Junta directiva de la red, “queremos que las niñas tomen sus propias decisiones y que se sientan bien cuando lo hacen. No hay otra entidad en Chisec que trabaje directamente con niñas y adolescentes y estamos conscientes de esa responsabilidad”.

En las elecciones de 2015, la red hizo un foro con candidatos a alcalde. Todos firmaron una carta de compromiso para apoyar. “A esto se le dio seguimiento al jefe edil electo” comparte Macz.

Desde junio de 2016, la comuna apoya a la red ya que ambos suscribieron un convenio. La municipalidad de Chisec se compromete ayudar en la compra de materiales y también les dota de una oficina en el edificio, Centro de formación empresarial de la mujer.

La comuna les otorga al año Q98,999.98. Estos fondos se usan de forma trimestral, a razón  de Q29,999 una cantidad que se ejecuta adquiriendo materiales que según la red necesite.

Según Byron Rax, de la dirección financiera de la municipalidad, “apoyamos a esta red por el espacio que están fortaleciendo y la cantidad de niñas a las que están formando, es una muy buena iniciativa y esperamos seguir contribuyendo con ellas”.


Esta nota es producto del Diplomado “Periodismo y Desigualdades” impartido por Laboratorio de Medios, S.A., a comunicadores de varios departamentos de Guatemala con financiamiento de Oxfam y la Inter-American Foundation (IAF). El contenido es exclusiva responsabilidad de su autor.

Compartír:



Relacionados

Escribe un comentario

*

Suscríbase a nuestro newsletter


Ingrese su correo