Emilenne Mazariegos y exfuncionarios capturados por supuesto desfalco en Chicamán, Quiché

La exdiputada del Partido Patriota fue detenida por el caso de un supuesto desfalco en la construcción de un estadio de fútbol valuado en Q3 millones, en Chicamán, Quiché.

Emilenne Mazariegos, del Partido Patriota, es señalada del supuesto desvío de fondos municipales destinado para obras que no fueron ejecutadas. /Foto: Congreso

Emilenne Mazariegos, del Partido Patriota, es señalada del supuesto desvío de fondos municipales destinado para obras que no fueron ejecutadas. /Foto: Congreso

Por Ojoconmipisto

El Juzgado C de Mayor Riesgo giró una orden de aprehensión en contra de Emilenne Mazariegos, exdiputada del Partido Patriota, quien fue detenida en Sacatepéquez este día por la posible comisión de delitos de lavado de dinero y asociación ilícita, según confirmó el Ministerio Público.

Por este caso ya fueron capturadas 13 personas, entre quienes figuran familiares de Mazariegos y exfuncionarios de la municipalidad de Chicamán.

La Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) confirmó la captura de Roberto Candelario Gamarro Alvarado, exalcalde de Chicamán en tres ocasiones: 1993-1996,1996-2000 (PAN) y 2008-2012 (PP).

“Ella junto a algunos de sus familiares habría incurrido en algunos actos ilícitos al recibir fondos provenientes de la municipalidad de Chicamán, Quiché, para la ejecución de obras que sí fueron cancelados por la alcaldía, pero que no fueron ejecutados por las empresas vinculadas a la exdiputada y sus familiares”, informó la vocera del Ministerio Público, Julia Barrera.

El caso es investigado por el Ministerio Público, por medio de la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI) en conjunto con la CICIG.

Una publicación de Ojoconmipisto, del 23 de diciembre de 2016, da cuenta que la administración del actual alcalde Pedro Gamarro Morales denunció un faltante de Q700 mil, y el pago de una deuda que supera los Q21 millones.

Este préstamo fue contratado durante la administración de los entonces alcaldes Diego Us (2012-2016) y Roberto Candelario Gamarro (2008-2012), según una auditoría realizada por la Contraloría General de Cuentas.

Ambos exfuncionarios se defendieron de esta investigación y se señalaron entre ellos por el presunto desfalco de las arcas municipales.

Ese mismo año el jefe de la CICIG, Iván Velásquez, indicó que junto al MP recibieron la denuncia sobre el supuesto faltante y anunciaron la investigación por el pago de un estadio que no se terminó de construir.  Además, ambas investigaciones detectaron que dicha municipalidad no usaba el portal Guatecompras.

La obra mencionada se registró con el SNIP 76487 la cual se efectuó con fondos municipales. Para ello se pagaron Q3 millones, pero no lo terminaron. Según el portal de Gobiernos Locales del ministerio de Finanzas Públicas, la comuna tenía para la construcción de dicho estadio un presupuesto vigente de Q3,408,218.50 y solo se ejecutó Q3,107,176.50 esto perteneciente al ejercicio fiscal 2010.

El Instituto de Fomento Municipal (Infom) informó en ese entonces que la municipalidad de Chicamán contrató dos préstamos en 2010 a largo plazo. La deuda con el Banco Inmobiliario S.A ascendía a Q11 millones y con el Banco de Desarrollo Rural por Q10 millones. Ambos préstamos eran a diez años plazo. Candelario Gamarro Alvarado era entonces el alcalde.

El informe de auditoría de la Contraloría General de Cuentas correspondiente al periodo entre el 1 de enero al 31 de diciembre de 2015, reveló que estos préstamos y otros dos contratados en 2012 con Banrural ascienden a Q1.6 millones y Q7 millones. Estos últimos, contratados durante la administración de Us López fueron cancelados.

Compartír:



Relacionados

Escribe un comentario

*