Ex empleados municipales demandan prestaciones ante la Inspectoría de Trabajo en El Progreso

Trabajaban en las municipalidades de Sansare y Sanarate, lugares en los que los alcaldes no lograron reelegirse.

 

Pablo Aguilar Morales buscó sin éxito la reelección con Todos. Foto: Facebook / Pablo Aguilar Partido Todos

 

Por Elisa Sasvín

 

La delegación departamental de Trabajo de El Progreso recibió la denuncia de empleados municipales de Sansare y Sanarate a quienes no les fueron renovados sus contratos. Según el encargado, Maynor Cabrera, el grupo demanda sus prestaciones laborales.

De acuerdo con Cabrera, el 22 y 23 de los corrientes, serán las audiencias de conciliación para escuchar a los demandantes y los alcaldes en busca de un acuerdo. Caso contrario los ex empleados deberán presentar su denuncia ante el Juzgado de Primera Instancia.

Al menos 90 de 400 personas que trabajaban en la municipalidad de Sansare dejaron de prestar sus servicios a esta alcaldía. De acuerdo con el jefe edil, Pablo Aguilar Morales, estaban con contratos 029 y 011 y estos ya no fueron renovados.

La razón, dijo, es que como no logró reelegirse quiere entregarle a su sucesor Alex Donaldo Castañeda Mejía, de la UNE, “una comuna saneada”. “Quiero resguardar las finanzas para pagar con fondos propios proyectos que están pendientes”, agregó.

Aguilar Morales intentó alcanzar un quinto periodo con Todos, pero quedó en noveno lugar de 19 candidatos. La primera vez que llegó a la alcaldía fue en el año 2000 con el FRG y se reeligió con el comité cívico CEA. Regresó en 2012 con el Partido Patriota y  consiguió su cuarto periodo con la misma organización.

La jefa del Departamento de Recursos Humanos de la municipalidad, Danilsa Moscoso, indicó que los empleados no fueron despedidos sino que sus contratos vencieron el 30 de junio del año en curso.

La mayoría, resaltó Moscoso, laboraban en  centros educativos públicos, con funciones administrativas, docentes y operativas. Solo continuarán quienes laboran en el tren de aseo municipal.

Dijo estar enterada de las demandas por prestaciones laborales de al menos 150 exempleados, por lo que acudirán a las audiencias.

Rosa Eneldina Larios Palencia, que laboraba en la Policía Municipal de Tránsito de Sanarate, informó que su contrato vencía en diciembre del año en curso, pero fue dada de alta antes. Trabajó durante seis años con contrato que firmaba junto a sus compañeros cada seis meses. Su demanda ante la Inspectoría de Trabajo es para que les paguen las prestaciones de ley.

Por su lado, Juan Antonio Mejía, representante de los ex empleados de las comunidades de La Montañita y Poza Verde de Sansare, dijo que en la Inspectoría de Trabajo les han dicho que están en su derecho de reclamar las prestaciones. Ellos se basan en la Ley de Servicios Municipales, Decreto 1-87 y en Código de Trabajo, acotó Cabrera.


Esta nota es producto del Diplomado “Periodismo Político y Electoral” que imparte el International Republican Institute (IRI), bajo la coordinación de Laboratorio de Medios, S.A. a periodistas de diversos departamentos de Guatemala. (La asistencia financiera y técnica que el Instituto Republicano Internacional (IRI) otorga para esta actividad es provista por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y es posible gracias al generoso apoyo del pueblo estadounidense.) Los puntos de vista y opiniones expresados en esta nota son de los autores y no necesariamente reflejan la política oficial de USAID o del gobierno de los Estados Unidos”.

Compartír:



Relacionados

Los comentarios están cerrados.

Suscríbase a nuestro newsletter


Ingrese su correo