En Sibinal, San Marcos quieren apostarle a hidroeléctricas comunitarias

Un proyecto en la región de San Antonio podría producir 308.9 kWh. Tiene el aval del Ministerio de Ambiente, pero no cuentan con fondos para avanzar.

Este sería el caudal que se aprovecharía para la construcción de una hidroeléctrica. Foto: Archivo

Por: Ubaldo Ventura

Desde 2002, el Frente para la Defensa de los Recursos Baturales (Frena) ha desarrollado un poceso de organización y búsqueda de alternativas a la crisis energética en el municipio de Sibinal, San Marcos. Y una de ellas es construir hidroeléctricas comunitarias. El primero proyecto, en la microrregión de San Antonio, beneficiaría, una vez concluido a 690 usuarios.

“La generación que tendrá la mini central hidroeléctrica San Antonio es de 308.9 kilovatios hora (kWh) y utilizará un caudal de 0.84 metros cúbicos de agua por segundo” compartió Eulalio Ventura García, Presidente y Representante Legal de la empresa Hidro San Antonio, que impulsa el proyecto. “De esta manera, con los 6,301.55 kWH diarios que producirá se podrá cubrir la demanda de 4,830 kWh que tienen las comunidades de Aldea San Antonio Las Barrancas y los caseríos Las Barrancas, Vista Hermosa, Agua Tibia, Santa María, Los Olvidos y Unión Reforma”.

“Un grupo de representantes del Parlamento de Cataluña nos proporcionó apoyo para desarrollar los estudios de pre factibilidad y factibilidad del proyecto” amplió Ventura. “Ya tenemos el aval de Ministerio de Medio Ambiente y estamos esperando el del Ministerio de Energía y Minas”.

Fidencio Mejía, también integrante de la Junta Directiva de Hidro San Antonio, subrayó que será importante contar con el apoyo de la comuna de Sibinal porque esta entidad deberá administrar el proyecto. “Pero los comunitarios no quieren. En 2002 la comuna no quiso reunirse con la delegación de Cataluña”.

Sin embargo, Amado Santizo, Director de la Oficina Municipal de Planificación de Sibinal aseguró que aún no conocen esta propuesta pero que la verían con buenos ojos porque “se trata de un proyecto que sin duda beneficiará a la población”.

Por su parte, José Cruz, del Colectivo Madre Selva, afirmó: “A las hidroeléctricas comunitarias no se les ve bien a nivel estatal. Ni los Ministerios de Energía y Minas o Ambiente dan los avales a los estudios ni los dictámenes necesarios porque estos proyectos no generan ingresos para el gobierno. Así ha ocurrido en la zona reina de Quiché”.

Aún así, este proyecto, según recalcó Mejía,  avanza. Y para William Ventura, ex integrante de la alcaldía comunitaria del Caserío Santa María, los vecinos de este lugar ven con buenos ojos contar con una hidroléctrica. “Preferimos que se invierta en algo propio. Así dejaremos de pagar cobros injustos por fluido eléctrico.”

De hecho este proyecto es financiado, en parte, por los comunitarios, que han recaudado 500 mil quetzales. El costo total se estima en Q9 millones 655 mil quetzales y buscan en la actualidad estos fondos. “Confiamos en que otras entidades se interesen” manifestó Mejía.


Esta nota es producto del Diplomado “Periodismo y Desigualdades” impartido por Laboratorio de Medios, S.A., a comunicadores de varios departamentos de Guatemala con financiamiento de Oxfam y la Inter-American Foundation (IAF.) El contenido es exclusiva responsabilidad de su autor.

Compartír:



Otras noticias

Escribe un comentario

*

Suscríbase a nuestro newsletter


Ingrese su correo