Guastatoya: no se cumple reglamento que prohíbe venta de alcohol en las calles

La disposición obedece a una promesa hecha por el jefe edil en 2017, durante una reunión del Consejo Municipal de Desarrollo.

Desde julio 2018 está vigente una normativa municipal que prohíbe la venta de bebidas alcohólicas en abarroterías. Foto: Elisa Sasvín

Elisa Sasvín

Durante la reunión ordinaria del Consejo Municipal de Desarrollo (Comude) del 21 de diciembre de 2017, el alcalde de Guastatoya, El Progreso, Jorge Antonio Orellana, escuchó una petición por parte de la sociedad civil: la inseguridad en algunos barrios del municipio estaba vinculada con la venta de licor con pocos controles. Y la solicitud para regularla quedó plasmada en acta.

Mario Sánchez, Miriam Yolanda Aldana y Carlos Enrique Rodas, del barrio Las Joyas se quejaron, en ese momento, del desorden provocado por consumidores con libre acceso a bebidas alcohólicas a cualquier hora, a bajos precios en expendios sin las condiciones necesarias, como acceso a servicios sanitarios.

Como resultado de este encuentro, el Concejo emitió un Acuerdo Municipal que está vigente desde su publicación en el Diario de Centroamérica el 12 de julio de 2018. Sin embargo, su aplicación ha sido lenta y, hasta ahora, poco eficiente.

Rosa María Navas, de la Dirección de Servicios Públicos Muncipales, la unidad a la cual le compete control y registrar los establecimientos que venden alcohol informó que aún no existen resultados, pero que el reglamento está vigente.

“Esta oficina es nueva”, explicó, “pero no contamos con un registro que nos diga cuántas abarroterías hay. Ninguna está autorizada por la municipalidad y aunque se notificó de nuevos procedimientos a realizar por parte de los propietarios, ninguno cumplió con los plazos establecidos”.

“Nuestros esfuerzos”, complementó, “se enfocan a que las abarroterías soliciten autorización para operar pero no lo han hecho”.

Alvaro Arnuflo Eguizabal, juez de Asuntos Municipales, argumentó que otro problema que tiene el reglamento es que, aunque prohibe vender bebidas alcohólicas o fermentadas en una abarrotería o tienda, no se establece quien debe tomar acciones. “Se establecerán mecanismos de coordinación con la Policía Nacional Civil para que actúen”, afirmó.

“La venta de bebidas alcohólicas con poco control ha generado diversos conflictos” apuntó por su parte, Marlen Enríquez, Coordinadora Departamental de la Unidad de Prevención de la Violencia del tercer viceministerio de Gobernación. Esta unidad, junto con las comisiones municipales y departamentales de prevención del delito efectuaron un conversatorio para promover el nuevo reglamento y elaborar una política pública municipal de prevención de la violencia.

En ese conversatorio se concluyó que los tres principales problemas para Guastatoya son la venta de alcohol en la vía pública, la venta de drogas y los disparos al aire.

Sin embargo, la situación no ha cambiado nada desde julio. “Todo está igual” coincidieron los vecinos Clarel Ivon Hernández y Juan Gabriel Carranza. “Se sigue consumiendo alcohol dentro de abarroterías sin servicios sanitarios”.

Eguizabal ha dado un nuevo plazo de 45 días hábiles a los dueños de abarrotes para que cumplan con lo establecido por el reglamento.


Esta nota es producto del Diplomado “Periodismo Político y Electoral” que imparte el International Republican Institute (IRI), bajo la coordinación de Laboratorio de Medios, S.A. a periodistas de diversos departamentos de Guatemala. (La asistencia financiera y técnica que el Instituto Republicano Internacional (IRI) otorga para esta actividad es provista por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y es posible gracias al generoso apoyo del pueblo estadounidense.) Los puntos de vista y opiniones expresados en esta nota son de los autores y no necesariamente reflejan la política oficial de USAID o del gobierno de los Estados Unidos”.

Compartír:



Relacionados

Escribe un comentario

*

Suscríbase a nuestro newsletter


Ingrese su correo