El narcotráfico y su irrupción en la política guatemalteca

Esto opinan analistas consultados: El narcotráfico ha ido infiltrándose en el Estado y en algunos partidos políticos a cambio de tener en puestos claves a sus facilitadores.

Rastrear cuánto ha permeado el narcotráfico en la campaña es muy difícil. Foto: Archivo

 

Por Leidy Velásquez

 

En los últimos años se ha evidenciado la intención de los carteles de narcotráfico de buscar espacios en partidos políticos a fin de concentrar poder y facilitar sus operaciones en el país. El caso más reciente sucedió en los días de Semana Santa con la captura en Estados Unidos, del presidenciables del partido Unión del Cambio Nacional (UCN) señalado de tener vínculos con el narcotráfico.

Es complicado ofrecer una cifra global de qué partidos políticos podrían tener influencia o financiamiento de carteles, dice Edgar Ortiz, de la Fundación Libertad y Desarrollo. “Lo que es un hecho es que vemos una presencia muy grande del narcotráfico a nivel local, y lo que empezó con una tendencia de narco alcaldes ha ido escalando hasta las diputaciones y ahora, la presidencia”

 

POR SI NO LO LEÍSTE: Al menos doce alcaldes buscan la reelección con UCN

 

El analista Leonel Guerra Saravia señala que el narcotráfico se ha infiltrado en el país a todo nivel, aunque enfatiza que es difícil comprobarlo. “Este tema se conoce desde hace años, hay libros que describen lo que le estoy contando y lo que sucede, es que ahora están saliendo nombres”. Varios candidatos, dice, han sido beneficiados por medio del apoyo de narcotraficantes que exigen puestos claves para que dejen pasar los cargamentos de droga.

Para Christians Castillo del Instituto de Problemas Nacionales de la Universidad de San Carlos (IPNUSAC), la narco política en el país “no es algo nuevo ni es algo propio de las elecciones 2019”, ya que la amenaza está puesta sobre el debate desde el año 2015.

“Yo he sostenido la hipótesis, que la caída del gobierno del Partido Patriota no fue por los hechos de corrupción sino, más bien, por los nexos que el narcotráfico tenía con ese gobierno”, señala.

Las acciones iniciadas por Estados Unidos pretenden desarticular la narcopolítica, como la captura de Mario Estrada, quien buscaba la presidencia del país con el partido Unión del Cambio Nacional (UCN); el candidato a diputado, Julio Rosales, por el partido Visión con Valores (VIVA) y la orden de extradición contra el actual alcalde de Ayutla, San Marcos, Salvador Súñiga, alias El Pocho, quien busca por tercera ocasión su reelección.

 

A PROPÓSITO, TE PUEDE INTERESAR: Él es Erick Súñiga, el alcalde de Ayutla requerido por la DEA

 

Estas investigaciones “refieren que hay una decisión directa de los estadounidenses de evitar que presuntos políticos del país, pudieran llegar a puestos de elección popular por la vía democrática, y pudieran desde allí, proteger intereses del crimen organizado, principalmente del narcotráfico”, opina el analista del IPNUSAC.

“Estados Unidos ha sido un autor importante en destapar la cloaca del narcotráfico en Guatemala” dice Ortiz, quien ve con preocupación que incluso, los partidos políticos tampoco podrían saber si están afectados por este ilícito, porque no tienen mecanismos internos de control que permitan realizar depuraciones.

Los especialistas, temen que el dinero del narcotráfico probablemente no sea rastreable, incluso ni para las autoridades y esa sería una gran dificultad para fiscalizar las elecciones, incluso para las entidades estadounidenses.


Esta nota es producto del Diplomado “Periodismo Político y Electoral” que imparte el International Republican Institute (IRI), bajo la coordinación de Laboratorio de Medios, S.A. a periodistas de diversos departamentos de Guatemala. (La asistencia financiera y técnica que el Instituto Republicano Internacional (IRI) otorga para esta actividad es provista por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y es posible gracias al generoso apoyo del pueblo estadounidense.) Los puntos de vista y opiniones expresados en esta nota son de los autores y no necesariamente reflejan la política oficial de USAID o del gobierno de los Estados Unidos”.

Compartír:



Relacionados

Los comentarios están cerrados.

Suscríbase a nuestro newsletter


Ingrese su correo