El agua prometida hace 20 años que no llega a 18 comunidades de Ixcán

Esta obra costó Q62.2 millones y llevaría agua potable a 23 mil comunitarios, pero eso nunca pasó. Las autoridades inauguraron trabajos de mala calidad y de sus grifos solo sale aire.

La maquinaria de la constructora Conservi quedó abandonada. Foto: Rolanda García Telesur

 

Por Oswaldo Ical

Macario Luis Raymundo lleva 20 años a la espera de girar el grifo de su casa y recibir agua. Las autoridades de Ixcán, Quiché, se lo prometieron a él y a los vecinos de 18 comunidades. Siguen sin cumplirles.

De pie junto al chorro que no lleva agua recuerda 1999, cuando les ofrecieron contar con el servicio. Viene a su memoria 2010 y los 60 días que los vecinos aportaron su trabajo con su mano de obra; zanjaron y entubaron.

De acuerdo al informe 030-2017 del Instituto Nacional de Fomento Municipal (Infom), elaborado por Antonio Federico Toledo López, supervisor en proyectos de agua potable y saneamiento, la Unidad Ejecutora del Programa de Acueductos Rurales (Unepar) del Infom y la municipalidad de Ixcán estuvieron a cargo de la obra. El proyecto dio inicio en febrero de 1999, cuando Jerónimo Lemus Villeda era el alcalde.

La comuna de Ixcán y Unepar-Infom financiaron la primera parte de la obra en 1999 con Q21.7 millones; entre 2009 y 2011 realizaron un préstamo con dos desembolsos, el primero de Q24.6 millones y el segundo de Q15.8 millones. Un total de Q62.2 millones. ¿Y el agua?

Probablemente la cifra suba a Q74.2 millones porque en los planes del actual alcalde Raúl Gutiérrez Ardón está hacer funcionar el millonario proyecto. Eso podría costar Q12 millones más, indicó.

De acuerdo con el jefe edil, elaboran el perfil del proyecto para determinar cuánto será la inversión para que finalmente llegue agua a las 18 comunidades. “Según las autoridades del Infom, las comunidades ya tenían agua, pero yo fui a desmentirles, hasta me mostraron fotos en donde se veían que caían chorros de agua, pero eso no era cierto”, dijo el alcalde.

En 2013 inauguraron la obra. “Eso fue un gran engaño hacia los comités porque llenaron los tanques de distribución con pipas de agua. En ese momento el avance físico quizás era del 50 por ciento”, recordó Pedro Castro, alcalde comunitario de la zona 1 de Ixcán.  “Eso –la inauguración– no fue algo cierto”, agrega Raymundo, alcalde auxiliar de la aldea San Pablo. Gira la llave del grifo para demostrarlo.

¿Por qué la municipalidad no ha denunciado a los responsables de la ejecución del proyecto? “El convenio de ejecución de la obra fue firmado entre el Infom y Conservi, la constructora, quienes tenían que hacer las denuncias eran las autoridades del Infom”, refirió vía telefónica Gutiérrez. Fue electo alcalde de Ixcán en 2015 por la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) y busca su reelección con Prosperidad Ciudadana.

 

 Las 18 comunidades

 

Ixcán, Quiché, es un municipio a más de 450 kilómetros de la capital. En 1999 les prometieron llevar agua potable a 18 de sus más de 150 comunidades. Las beneficiadas serían Efrata, Lorena, Nueva Esperanza, San Francisco, San Isidro, San Pablo, Santa María Tzejá, el Milagro, Nueva Jerusalén, zonas 1,2,3,4 y 5, aldea San Antonio Tzejá, Santa María Dolores, San José la 20 y Aldea Trinitaria.

Ojoconmipisto recorrió en los últimos días de diciembre de 2018 varias de esas zonas y comunidades de Ixcán. Se observaron tanques vacíos, tuberías rotas y abandonadas. En algunas casas se giraron las llaves de los grifos sin que cayera agua.

El informe de Toledo López comienza dando cuentas de hace 20 años: “La construcción de la línea de conducción original inició en febrero de 1999 a cargo de Unepar-Infom y la Municipalidad de Ixcán”, se lee. Hasta diciembre de 2007 habían gastado Q21 millones 737 mil 065.22.

El 25 de junio de 2009 comenzaron la construcción de las redes de distribución en 14 comunidades a cargo de la empresa Conservi, financiado con el préstamo BID 1469/0C-GU negociado entre el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Organismo Ejecutivo. El monto de inversión de ese primer desembolso fue de Q24 millones, 650 mil, 218.43.

Sumaron otras cuatro comunidades al proyecto: San Antonio Tzejá, Santa María Dolores, San José la Veinte y Trinitaria. Utilizaron fondos del Consejo Departamental de Desarrollo de Quiché, pero el informe no precisa cuánto más les supuso en gastos.

El 10 de marzo de 2011 comenzaron la construcción de la línea de conducción para las 18 comunidades con el segundo desembolso del préstamo, Q15 millones 841 mil 976.76 cuya ejecución también estuvo a cargo de Conservi hasta el 5 de noviembre de 2011.

Roberto Reyes Ortíz, vecino de la zona 1 de Ixcán, recuerda que en esas mismas fechas durante 40 días aportó con su mano de obra. La misma práctica utilizaron en todas las comunidades.

Según el Sistema Nacional de Inversión Pública (SNIP Segeplan 7222) el avance físico del proyecto fue del 100 por ciento, pero en el momento de la inauguración de la obra en 2013, los encargados llenaron los tanques y el agua solo llegó por unos segundos a algunas viviendas.

Toledo López, supervisor en proyectos de agua potable y saneamiento del Infom, realizó una visita de campo del 3 al 5 de julio de 2013, determinó que “la línea de conducción no transportaba agua ya que la válvula de seccionamiento o compuerta de la estructura de captación se encontraba cerrada”. Consultado con un experto, cuando esto sucede es porque no había agua en la captación. –Entonces no hay agua para conducir–.

Las comunidades de Ixcán requieren agua. Foto: Rolanda García Telesur

La empresa a cargo

 

Para la ejecución de la obra, el Infom contrató a la empresa Conservi, representada legalmente por Marco Aurelio Molina Alarcón. De acuerdo con Guatecompras ha suscrito contratos con el Estado por Q124.7 millones entre 2004 y 2014.

En la documentación que adjunta aparecen tres números de teléfono de Conservi los cuales están “pendientes de instalación” repite una voz al marcar. No se logró comunicación con ellos.

Según Eddie Cux, abogado de Acción Ciudadana, la Contraloría General de Cuentas es la institución encargada de verificar las anomalías detectadas en el proyecto y en su opinión, los responsables deben responder ante los tribunales.

“Si la denuncia no avanza en el Ministerio Público, los vecinos deben pedir un informe de las diligencias realizadas y les tienen que responder en 15 días, como lo manda el Código Procesal Penal”, indicó Cux.

Thomas Eugenio Henry Leiva era el gerente del Infom que firmó el contrato 034-2010-BID-1469-OC-GU con Molina Alarcón para ejecutar el proyecto que beneficiaría a 18 comunidades.

Sobre la adjudicación de la obra a la empresa Conservi, el grupo Fénix Sociedad Anónima presentó dos inconformidades por inconsistencias, pero fueron rechazados por improcedentes.

 

Así luce la tubería del proyecto. Foto: Oswaldo Ical.

 

El caso en el MP

 

El 10 de febrero de 2016, alcaldes auxiliares y vecinos de Ixcán presentaron una denuncia penal en el Ministerio Público (MP) contra los responsables de la mala ejecución del proyecto (MP 001-2016-13988).

Josué Lux, de la Sociedad Civil de Ixcán, indicó que presentó una denuncia penal en el MP por el caso del proyecto de agua potable, pero que hasta ahora no han tenido resultados. “Se supone que este proyecto beneficiaría a 18 comunidades, pero nosotros no hemos visto ni una sola gota de agua”, añadió.

La Fiscalía Contra la Corrupción realiza una perfilación de los representantes legales de Conservi, indicó Stuardo Campo, jefe de dicha unidad. Solicitó al Infom todos los documentos del proyecto, recibió 23 carpetas. “Cuando existe duda se le pide a la Contraloría (General de Cuentas) un examen especial de auditoría para que en físico determinen el avance de la obra. Lo solicitamos en 2016 y una reiteración en noviembre de 2018”, dice, pero al momento no han recibido respuesta. “Lo que nos den sería la prueba reina. Nosotros también vamos a realizar una inspección ocular y requerir otra información, avanzar en otras líneas de investigación”, agregó Campo.

A Roberto Reyes Ortíz y los cientos de vecinos que aportaron con su mano de obra, les dijeron que esos trabajos fueron en vano porque las tuberías utilizadas no fueron las adecuada. Hay que empezar de nuevo.

“Las tuberías se dañaron, unas se zafaron y otras explotaron, a pesar de los millones gastados, no tenemos agua. Vaya, revise los grifos, y si sale agua estaríamos mintiendo entonces, pero no es así”, se queja Reyes Ortíz.

Macario Luis Raymundo y los más de 23 mil habitante de las 18 comunidades, también lo lamentan.

 

Compartír:



Relacionados

Los comentarios están cerrados.

Suscríbase a nuestro newsletter


Ingrese su correo