Edwin Escobar, el alcalde de 91 días de vacaciones

El concejo le autorizó nueve jornadas extras de descanso (de los que la ley permite) en 2017 y otras 17 en 2018.

 

El 22 de febrero, Escobar inauguró la sede del Partido Prosperidad Ciudadana en Cunen, Quiché. Ese día pidió vacaciones para realizar proselitismo./ Foto: Facebook

 

Por Isaias Morales

El concejo municipal de Villa Nueva, Guatemala, le autorizó al alcalde Edwin Escobar Hill un total de 91 días hábiles de vacaciones con goce de salario, entre enero 2016 y febrero de este año, según datos obtenidos por Ojoconmipisto a través de una solicitud de acceso a información pública.

El informe enviado por Jeyhmy Roxana Fuentes de Rodríguez, jefa de Recursos Humanos, da cuenta que en 2016 se le otorgaron 12 días de receso a Escobar en tres fechas distintas. En 2017, el número aumentó a 34. Mientras que en 2018 el funcionario se ausentó 42 días.

El tiempo en el que más se ausentó de sus labores fue el año pasado, del 25 de octubre al 16 de noviembre: 16 días.

Este 2019 pidió dos permisos más: uno el 17 de enero y el otro del 21 al 22 de febrero. En esta última fecha inauguró (en horario laboral) la sede del Partido Prosperidad Ciudadana en Cunen, Quiché. “Como soy honrado y transparente, aquí está el permiso que pedí el miércoles”, respondió el alcalde a un tuit publicado por Ojoconmipisto. En todas sus ausencias autorizadas asumió de forma interina María Teresa Gómez López, concejal I

Se intentó contactar a Escobar para conocer cuánto tiempo de sus asuetos lo utilizó para realizar proselitismo, ya que busca competir por la Presidencia, sin embargo, no contestó las llamadas.

El pasado 2 de enero afirmó que pedirá tres meses de permiso sin goce de salario a partir de que empiece la campaña electoral el 18 de marzo.

 

Recuerde leer: Villa Nueva destinó Q2.7 millones en bono extraordinario para los empleados municipales

 

Descansos no son acumulables

 

La Ley de Servicio Civil Municipal (artículo 44) le permite a un jefe edil, como trabajador municipal, disponer de 25 días hábiles de vacaciones con goce de salario por año, cuando lleve más de cinco en el cargo. Escobar gobierna Villa Nuevo desde 2012.

Con este límite de permisos fijado en esta norma, en 2017 el jefe edil gozó de nueve días extras y en 2018, 17. El vocero municipal Ender Casasola explicó que este número varió porque en 2016 “le quedaron días (de ausencias permitidas)”.

Sin embargo, la citada ley refiere que “las vacaciones no son acumulables de año en año con el objeto de disfrutar posteriormente un período mayor”. Casasola tiene otra interpretación del mismo artículo, ya que según él, sí se puede siempre que sea en el mismo período.

A criterio de Damaso Rosales, exconcejal de la alcaldía de capitalina y aspirante a la de Mixco, un alcalde puede pedir recesos programados, pero no cuando él quiera. “No son acumulables por año. El concejo tiene potestad de otorgar esos permisos, pero lo que hacen en este caso es reinterpretar el concepto para conveniencia del alcalde”.

 

Viajero

 

El concejo también le autorizó al funcionario villanovano un total de 67 días hábiles de licencia para asistir a foros y seminarios internacionales. Por ejemplo, se ausentó del 5 al 14 de diciembre de 2018 para realizar una gira profesional en Israel donde, según la alcaldía, abordó el tema de la seguridad ciudadana.

El acta 4140-2018 da cuenta que la corporación municipal autorizó fondos municipales para el boleto y viáticos del viaje. Por lo primero se pagó Q24.995, pero lo segundo no está registrado en el portal de la municipalidad.

 

Las ausencias y sus ingresos

 

Con las vacaciones autorizadas y los viajes oficiales, el jefe edil de Villa Nueva ha permanecido ausente de la comuna 158 días en los últimos tres años y dos meses. Esto fue autorizado con goce de salario, devenga en promedio Q30 mil mensuales de sueldo base.

Una investigación de Plaza Pública reveló que entre enero 2016 y agosto de 2018 cobró Q1millón 560 mil en dietas por las sesiones de concejo a las que asistió. Fue el segundo alcalde del departamento de Guatemala que más veces se reunió (390) con su corporación y el primero que más cobró por cada junta (Q4 mil cada una). Sus ingresos se estiman en al menos Q80 mil.

El 15 de enero de 2020 dejará el cargo, ya que decidió buscar la Presidencia, pero aún no está inscrito por dos obstáculos que enfrenta. Primero, desde el 11 de este mes está sin inmunidad porque el Ministerio Público lo señala de supuesto cobro irregular del IUSI.

Mientras que la semana pasada el contralor en funciones Fernando Fernández indicó a diputados del Congreso que el jefe edil no cuenta con su Constancia Transitoria de Inexistencia de Cargos, denominada finiquito, por distintas denuncias que enfrenta, entre las cuales figura la primera acción penal mencionada.

Por lo anterior, tendría impedimento para inscribirse ante el Tribunal Supremo Electoral (TSE) porque para para ser inscrito como candidato uno de los requisitos es tener solvencia ante la Contraloría. El plazo para presentar su papelería vence el día 17.


Esta nota es producto del Diplomado “Periodismo Político y Electoral” que imparte el International Republican Institute (IRI), bajo la coordinación de Laboratorio de Medios, S.A. a periodistas de diversos departamentos de Guatemala. (La asistencia financiera y técnica que el Instituto Republicano Internacional (IRI) otorga para esta actividad es provista por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y es posible gracias al generoso apoyo del pueblo estadounidense.) Los puntos de vista y opiniones expresados en esta nota son de los autores y no necesariamente reflejan la política oficial de USAID o del gobierno de los Estados Unidos”.

Compartír:



Relacionados

Los comentarios están cerrados.

Suscríbase a nuestro newsletter


Ingrese su correo