Contraloría completa rompecabezas de la compra y blindaje del picop de Iztapa

La auditoría confirmó que la alcaldía pagó el vehículo a Cofiño Stahl y el blindaje a M&M, todo esto sin celebrar un concurso en Guatecompras. Por ello deberá pagar una multa.

La alcaldía decidió comprar un picop Toyota modelo 2016. Foto: Municipalidad.

La alcaldía decidió comprar un picop Toyota modelo 2016. Foto: Municipalidad.

Por Isaías Morales

La auditoría al presupuesto 2016 realizada por la Contraloría General de Cuentas (CGC), reveló detalles sobre como la municipalidad de Iztapa compró y blindó un picop Hilux 4×4 modelo 2016, sin someterlo a concurso ni registrarlo en Guatecompras.

El 15 de febrero de este año Ojoconmipisto publicó que la alcaldía de Iztapa, a cargo de Mario Rolando Mejía Alfaro, gastó Q490,950 por adquirir y blindar el vehículo. Este gasto, cuyo valor es el equivalente a una cotización, nunca apareció como concurso en Guatecompras ni fue registrada más tarde.

En ese entonces el director de Comunicación, Renato Pérez, se limitó a decir que el pago había sido a una empresa. Sin embargo, los auditores de la CGC determinaron que fueron dos las contratadas. Cofiño Stahl vendió el vehículo por Q316,230 e Importaciones M&M lo blindó por Q174,720, para un total de Q490,950.

Importaciones M&M es la misma empresa que en 2013 blindó dos picops propiedad de la municipalidad de Iztapa, por Q83,055 cada uno. Tres años después, la empresa duplicó el precio del servicio.

El personal de esta compañía fue contactada por Ojoconmipisto en cinco ocasiones, pero no fue posible obtener una explicación sobre por qué varió el precio del blindaje.

La protección del picop es de nivel 4, es decir, contra fusiles de asalto AK-47. Ninguno de los miembros del concejo municipal contestó las llamadas para responder si el alcalde está bajo amenaza.

El informe de la Contraloría, divulgado el pasado 30 de mayo, detalla que la alcaldía no logró desvanecer los hallazgos ni explicar por qué no utilizó Guatecompras. La responsabilidad recayó sobre los directores de finanzas y planificación, y dos encargados de compras de 2016 que ya no laboran en la institución.

Falta de transparencia

La institución fiscalizadora señala que Iztapa maneja sus adquisiciones “con falta de transparencia y calidad del gasto”. ¿La razón? Además del picop blindado, la CGC descubrió nueve contrataciones que jamás fueron publicadas en el portal de compras.

Entre estas contrataciones sin registrar resalta una de Q935,880 por servicios de saneamiento, cloración y alumbrado público. Luego aparece la compra de regalos y juguetes por Q123,927.50, el pago de grupos musicales a un costo de Q297,100 y otros gastos por reparación de calles.

Estas adquisiciones suman Q3.3 millones y cada tiene un monto equivalente a una cotización (entre Q90,001 a Q900 mil). Por ello debieron ser sometidas a concurso, pero los jefes de compras, presupuesto y planificación decidieron lo contrario.

La alcaldía logró desvanecer parcialmente algunos de estos hallazgos, pero aún así deberá pagar seis multas que ascienden a Q175,081.84, según ordenó la Secretaría General de la institución fiscalizadora.

 

Compartír:



Relacionados

Escribe un comentario

*

Suscríbase a nuestro newsletter


Ingrese su correo