Construcción de salón de usos múltiples de San Andrés, Petén, suspendida desde 2013

No se pudo seguir con los trabajos porque estos dependían de los fondos de Fonpetrol, explicó la comuna.

El próximo año se retomarían los trabajos en este salón de usos múltiples en San Andrés, Petén. Foto: Ginger Sánchez

 

Por Ginger Sánchez

En 2013, la municipalidad de San Andrés, Petén, sacó a concurso la construcción de un “Salón de Capacitación y de Usos Múltiples” de 1,046 metros cuadrados, ya que el que aún se utiliza está deteriorado.

La convocatoria se publicó en Guatecompras el 24 de julio (NOG2792915 ) y fue adjudicada, el 9 de septiembre de ese año, a la empresa Infragua, que presentó una oferta de Q1,509,800 para erigirlo. Sin embargo, cuatro años después, la obra no se ha concluido. 

La construcción del nuevo salón, ubicado a 800 metros del anterior, se detuvo. Según informó Jacinto Herrera del departamento de Servicios Públicos de la municipalidad de San Andrés, “se financiaba con fondos ordinarios del Consejo Departamental de Desarrollo que dependían, a su vez, de ingresos del Fonpetrol. Y como estos ya no llegaron con regularidad porque el combustible bajó de precio, la comuna decidió detener el proyecto en forma temporal”.

“La obra, de hecho, estaba concebida en tres fases”, amplíó Herrera. “Se terminó con la primera que consistió en la construcción de todas las bases y paredes. Ahora nos hace falta laminar el techo y jardinizar, así como colocar caminamientos en los alrededores. Como no podíamos,  utilizar fondos de IVA Paz tuvimos que esperar para poder seguir adelante”.

Herrera afirmó, además,  que la comuna tiene previsto reanudar el proyecto el próximo año con fondos propios.

La empresa Infragua, a quien se le adjudicó el contrato original recibió el 20% de la totalidad del contrato, con lo cual se cubrió la primera fase, y en ese momento se rescindió el contrato. “Solo se desembolsó el anticipo”, aseguró Herrera.

Ada García, vecina del municipio, aseguró que le preocupa que la edificación esté a medio construir. “Muchos jóvenes se reúnen en el sitio a fumar” advirtió.

Pero considera que el proyecto es conveniente. “Yo, como soy vecina del barrio, podré poner ventas y generarle ingresos a mi familia”, aseguró. Y recomendó además, que se aproveche el espacio para hacer un parque pequeño porque “el Parque Central está muy lejos para los niños de este lugar”.

“Este sitio se eligió porque es una zona donde el ruido de los eventos a realizar no afectará a la mayoría de vecinos”, comentó Herrera.

Aunque hay vecinos que no están de acuerdo con la obra. “No era necesaria”, dice la profesora Yazmín Chi, vecina del barrio noereste, donde estará ubicado el salón. “Era mejor reparar el que ya teníamos y el dinero que se está gastando podía servir para atender asuntos prioritarios”.

“Además, como esta área es desolada, la construcción a medio terminar resulta ser un peligro. Ahí llegan jóvenes con vicios y se efecta a los vecinos”. En esto último, coincide con García.


Esta nota es producto del Diplomado “Periodismo y Desigualdades” impartido por Laboratorio de Medios, S.A., a comunicadores de varios departamentos de Guatemala con financiamiento de Oxfam y la Inter-American Foundation (IAF). El contenido es exclusiva responsabilidad de su autor.

Compartír:



Otras noticias

Escribe un comentario

*

Suscríbase a nuestro newsletter


Ingrese su correo