Construcción de Centro Cultural Popti’ se atrasa, comunidad teme que quede para 2020

La obra ya fue adjudicada por Q1.3 millones, pero la municipalidad no ha firmado el contrato con Nissi.

 

Esta es la sede del Centro de Capacitación y convergencia para la Comunidad Lingüística Jakalteka/Popti’ de la Academia de Lenguas Mayas de Guatemala, región Huista. Sobre este primer nivel se deberá construir el segundo. Foto: José Bernardino Francisco.

 

Por José Bernardino Francisco Esteban

 

A cuatro meses del cierre fiscal, la municipalidad de Jacaltenango, Huehuetenango, no comienza la construcción del segundo nivel del Centro de Capacitación y Convergencia para la Comunidad Lingüística Jakalteka/Popti’ de la Academia de Lenguas Mayas de Guatemala, región Huista.

Julián López Camposeco, representante titular del pueblo Popti’ ante el Consejo Comunitario de Desarrollo (Cocode), manifestó su descontento por la falta de interés de la junta directiva de la Comunidad Lingüística Popti’ y de las autoridades municipales. A los directivos los criticó por no agilizar la solicitud desde inicio de año, aun cuando eran uno de los beneficiarios directos,  y a la alcaldía por no agilizar los procesos administrativos que enmarcan la ley.

Según Jesús Felipe Cardona Domingo, presidente de junta directiva de la Comunidad Lingüística Jakalteka/Popti’, este proyecto estaba programado para el año 2018, pero debido a que el Congreso de la República no aprobó el presupuesto en ese período se reprogramó hasta 2019.

De acuerdo a lo establecido en el Codede esta obra debió ser solicitada desde los primeros meses del año, pero lo solicitó hasta en mayo de 2019. “Hemos insistido tanto para los trámites administrativos, pero se pospusieron por la época electoral pues el alcalde buscaba la reelección”, indicó Cardona.

Según el sistema de Guatecompras, la obra fue adjudicada a favor de la constructora Nissi del propietario Miguel Efraín Méndez García, el 23 de agosto de 2019 por un monto de Q1, 308,668.04.

 

Así lucen las instalaciones en este momento.

 

Obra de arrastre

 

Por su parte, Juan Antonio Camposeco, alcalde municipal, justificó que la demora se debe a varios factores establecidos en ley e informó que toda la documentación ya fue trasladada al Codede y ahora a esperar que firmen el contrato.

La preocupación de la sociedad civil, si no concluye el segundo nivel en 2019, es que caería en proyecto de arrastre el siguiente año. Esto podría repercutir con el presupuesto aprobado de 2020 para la construcción de la última fase de la obra.

“Ya es un vicio reprogramar proyectos. Lo mismo pasó en la primera fase, por retrasos en su ejecución pasó hacer un proyecto de arrastre para el 2018” señaló López.

Esta primera fase del proyecto tuvo un costo de Q1,187,263.27; con un aporte del Codede de Q.995,085.59 y con uno municipal de Q.192,177.68.

Otro de los descontentos de la sociedad civil es que las autoridades ejecutoras no respetaron los planos y diseños de dicho proyecto, tal como la eliminación del sótano y la fachada del edificio. “En este caso se eliminó el sótano por la topografía del lugar para evitar el riesgo de una inundación en la parte interior”, aclaró Cardona.

Debido a que la Comunidad Lingüística Popti’ no cuenta con un edificio propio para albergar a los usuarios, en septiembre del año pasado el personal se trasladó a ocupar las instalaciones del primer nivel. Se tiene previsto que la obra beneficie a más de 60 mil usuarios.

Debido a que la construcción de este edificio consiste en tres niveles, la sociedad civil acreditada ante el Codede de Huehuetenango ya elaboró la propuesta de la construcción del tercer nivel para 2020 y en su efecto, el presupuesto ya fue aprobado en Q1.2 millones.

 


Esta nota es producto del Diplomado “Periodismo Político y Electoral” que imparte el International Republican Institute (IRI), bajo la coordinación de Laboratorio de Medios, S.A. a periodistas de diversos departamentos de Guatemala. (La asistencia financiera y técnica que el Instituto Republicano Internacional (IRI) otorga para esta actividad es provista por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y es posible gracias al generoso apoyo del pueblo estadounidense). Los puntos de vista y opiniones expresados en esta nota son de los autores y no necesariamente reflejan la política oficial de USAID o del gobierno de los Estados Unidos”.

Compartír:



Relacionados

Los comentarios están cerrados.

Suscríbase a nuestro newsletter


Ingrese su correo