Colaborador eficaz en caso corrupción muni de Quetzaltenango volverá a declarar

Jorge Ernesto Palomo Leppe no será separado del caso, pero debe repetir su declaración en anticipo de prueba, ordenó el juez Hugo Escalante.

Este caso no es el primero en el que Jorge Ernesto Palomo Leppe figura como colaborador eficaz, también goza de ese beneficio en el caso Asalto al Ministerio de Salud. Foto: Mirna Alvarado.

 

Por Mirna Alvarado

 

Durante tres meses el Juez de Mayor Riesgo, Hugo Escalante, escuchó el planteamiento del abogado del exalcalde Jorge Rolando Barrientos con una petición: separar al colaborador eficaz del caso “Corrupción Municipalidad de Quetzaltenango”. El convenio de “colaborador eficaz, como su declaración en anticipo de prueba, presentaban faltas al debido proceso”, alegó “actividad procesal defectuosa”.

Escalante respondió que no: “Este juzgador no tiene la facultad para dejar sin efecto un convenio de colaboración eficaz, pero si considera que el proceso judicial para recibir su declaración en anticipo de prueba vulneró a los sujetos procesales, por lo tanto, da con lugar el incidente de forma parcial”.

Minutos después, Francisco Cotom, defensa del exalcalde Barrientos presentó un recurso de reposición asegurando la existencia de pruebas suficientes para dar con lugar todo el incidente, sin embargo, el juzgador rechazó el argumento.

Los fiscales del Ministerio Publico presentaron su desacuerdo con la decisión del juez. Señalaron que Jorge Ernesto Palomo Leppe, el colaborador eficaz, se encontraba en riesgo en el momento en que se dio la declaración en anticipo de prueba, pero el juez reiteró su decisión.

La defensa de Palomo Leppe y de los demás sindicados también presentaron un recurso de reposición, pero el juez Escalante mantuvo firme su decisión: “No habiendo más intervenciones se finaliza la audiencia, se mantiene en firme la resolución y se programa el inicio de la etapa intermedia del proceso judicial para el jueves siete de noviembre del presente año”.

El colaborador eficaz deberá de nueva cuenta rendir su declaración. “La diferencia es que ahora si comparecerán los sindicados y sus abogados, lo que supone que podrán refutar sus dichos”, indicó, Benito Uz, abogado del colaborador eficaz.

 

El caso

Según las investigaciones de la Fiscalía Especial contra la Corrupción y la Impunidad (FECI), el Ministerio Público (MP) en conjunto con la Comisión Internacional Contra la Corrupción en Guatemala (CICIG), el exalcalde lideraba una red de corrupción en la que junto a sus colaboradores otorgaba contratos para proyectos de infraestructura a constructores que luego pagaban una comisión.

La organización de Barrientos según la Feci estaba conformada por amigos, familiares y algunos empresarios.

La investigación determinó que se encontraron, por lo menos, 131 proyectos que tendrían irregularidades, los que habían coludido más de Q81.7 millones. Sin embargo, “por aspectos de la investigación”, el proceso solo abarcaría 122 proyectos que se otorgaron en el período del 2007 al 2012, por los que la red habría obtenido beneficios por más de 70 millones de quetzales (Q73 millones 317 mil 703).

En septiembre del 2018 el exalcalde junto a 15 personas más incluyendo a su esposa, hijas y yerno, fueron detenidos y enviados a prisión.

A finales de diciembre la familia de Mito Barrientos fue puesta en libertad y después de pagar una fianza de Q1 millón los ex funcionarios recuperaron su libertad, los constructores pagaron una fianza menor a la de quienes fungieron en la municipalidad.

 

TAMBIÉN PUEDES LEER: Willy Vásquez, el constructor de Occidente

Compartír:



Relacionados

Los comentarios están cerrados.

Suscríbase a nuestro newsletter


Ingrese su correo