Cocode de Xela maneja fondos públicos sin ser auditado

La disputa por el uso de instalaciones deportivas sacó a la luz la administración de un inmueble municipal que no rinde cuentas.

El parque, que se encuentra en la colonia Minerva, es municipal. Foto Facebook

El parque, que se encuentra en la colonia Minerva, es municipal. Foto Facebook

Por Cecilia García

El Consejo Comunitario de Desarrollo (Cocode) de la colonia Minerva es uno de los más grandes registrados en Quetzaltenango y se integra por habitantes de 600 casas. La construcción del complejo habitacional data de 1967 a 1969 a cargo del Instituto Nacional de la Vivienda (Invi).

El proyecto incluye espacios de uso común y áreas verdes que pasaron a propiedad de la municipalidad quetzalteca en 1969, según consta en las escrituras que resguarda la oficina de catastro. Esto se refiere al ahora complejo deportivo coronel Horacio Peláez Vela, donde se encuentra una cancha de fútbol, dos de basquetbol y juegos infantiles.

Este espacio es administrado por el Cocode. La cancha de fútbol representa el ingreso principal, pues es alquilada a equipos locales a los que se les cobra Q125 por partido, que se destinan para el mantenimiento y pago del árbitro para cada encuentro. Mientras que a la Federación de Fútbol de Quetzaltenango se le cobra Q300, de acuerdo con el encargado de la Comisión de Deportes del órgano coordinador, Otto Galán.

En octubre de este año, el sindicato de trabajadores municipales solicitó el uso de la cancha sin pago para realizar un campeonato navideño porque, dijo, se trata de una propiedad municipal. La respuesta de los administradores fue entregar la cancha a cambio de un pago menor lo establecido. El monto debía ser depositado a una cuenta personal a nombre de la tesorera Lucrecia Valle, como aparece en una de las misivas intercambiadas.

Foto: Facebook

Foto: Facebook

Debe auditarse

La Ley Orgánica de la Contraloría General de Cuentas (CGC), en el artículo dos, establece que son sujetos a fiscalización “toda persona nacional o extranjera que administre bienes públicos”, esto significa que debe existir rendición de cuentas ante la CGC de acuerdo con los artículos 15, 16 y 17.

Fernando Castillo, auditor público, explicó que en el caso de los Cocodes que administren algún bien municipal deben apegarse a la ley mencionada, pues obtienen fondos públicos.

Por su parte, la titular de Dirección Cohesión Social de la comuna quetzalteca, Mariela Ovando, comentó que el Cocode recauda un aproximado de Q104 mil anuales, si se toma en cuenta que cada fin de semana se realizan en promedio cuatro partidos.

La asamblea general del Cocode pidió en sus dos últimas reuniones que se aborde el tema de las finanzas de la cancha, pues algunos temen malos manejos al no haber facturas de los gastos registrados en los últimos dos años.

Al consultar a funcionarios de la Contraloría, explicaron que de momento no existe ninguna denuncia de este caso y aunque la municipalidad podría ser la agraviada, es más viable que sean los mismos vecinos los que denuncien.

Propiedad en disputa

Aunque las escrituras de la colonia indican que las áreas de uso común (calles y espacios recreativos) pertenecen a la municipalidad, el órgano coordinador del Cocode asegura que en 2009, por medio de un acuerdo municipal, se les entregó en concesión la administración del complejo deportivo.

El asesor jurídico de la comuna, Max Gallardo, explicó que durante la administración de Jorge Rolando Barrientos, muchos acuerdos que necesitaban de seguimiento legal jamás llegaron a la oficina para darles continuidad. Tal es el caso del acuerdo de concesión. “Nosotros nunca lo vimos y no hemos hecho ningún contrato al respecto. Así ha pasado con muchas decisiones y nosotros no contamos con registro de nada”, concluyó.


Esta nota es producto del Diplomado “Periodismo, Fiscalización y Transparencia” que imparte el International Republican Institute (IRI), bajo la coordinación de Laboratorio de Medios, S.A. a periodistas de diversos departamentos de Guatemala. (La asistencia financiera y técnica que el IRI  otorga para esta actividad es provista por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y es posible gracias al apoyo del pueblo estadounidense).

Compartír:

Relacionados

Escribe un comentario

*