Viva se promociona con manta vinílica en salón comunal

Andrés Ramírez Ordóñez, candidato a alcalde de San Ildefonso Ixtahuacán por Viva, desafió a una prohibición de la Ley Electoral y de Partidos Políticos.

La delegación del TSE en San Ildefonso Ixtahuacán ordenó retirar la manta vinílica que promocionaba a un candidato colocada en un salón comunal. Foto: Juan José Ordóñez

 

 

Por Juan José Ordóñez López

Uno de los 14 candidatos a alcalde de San Ildefonso Ixtahuacán, Huehuetenango colocó una manta vinílica en el salón comunal de la aldea Polajá para promocionar su candidatura por el partido Viva, así como la del presidenciable, Isaac Farchi y de César del Valle, quien se postula a una diputación por este departamento.

La acción desafía una prohibición contemplada en el artículo 67 (c) del reglamento de la Ley Electoral y de Partidos Políticos que no permite la “fijación de letreros, sean pintados o pegados, en puentes, edificios o monumentos públicos”.

El candidato, Andrés Ramírez, se justificó al afirmar que entregó la manta vinílica porque se la pidieron las autoridades comunitarias de Polajá. “Ellos me manifestaron que me apoyaban y me pidieron propaganda para llevar a su localidad. Se las di y ellos la colocaron donde quisieron. No lo hice yo, ni tampoco mi equipo de trabajo”.

Al consultarle al candidato si había consultado al Tribunal Supremo Electoral sobre la colocación de la manta respondió que no. “A quienes llamé para preguntarles fue a los de la alta jerarquía del partido Viva y ellos me respondieron que no había ningún problema”, puntualizó.

María Laínez, candidata por el Movimiento Semilla, denunció esta acción y afirmó: “La ley es clara y hay que acatarla, pintar o colocar propaganda electoral en un edificio público es penado. Yo he sido respetuosa con hacer mi propaganda con el cuidado de no caer en faltas o delitos electorales. Todos los candidatos debemos estar conscientes de qué se puede hacer y qué no. Y si no sabe, asesorarse para no cometer esos errores”.

Miguel Maldonado, vecino del municipio aseguró: “Creo que colocar una manta vinílica, sin el permiso correspondiente, en el salón comunal de una aldea es una falta de respeto hacia los vecinos. Pero si los vecinos no han dicho nada, de plano están de acuerdo y aceptan como buena la acción aunque sea ilegal”.

Se buscó a los líderes comunitarios para conocer su versión sobre el hecho pero declinaron pronunciarse al respecto.

Julio Alfonso Toledo Sosa, sub delegado del TSE de este municipio, al ser consultado sobre el caso aseguró que ya se dio la orden de retirarla. “La denuncia fue presentada y se llevó a cabo la investigación correspondiente por la unidad respectiva”.

Santiago Ordóñez Sales, analista político, consideró que la responsabilidad sobre el manejo de propaganda política compete, en general al partido mismo; pero, en este caso “es la imagen del candidato criticado el que gana o pierde prestigio. Su obligación legal es estar al pendiente de que dicho material se maneje con todo el cuidado necesario por parte de su equipo y debió vigilar donde se colocaba”.


Esta nota es producto del Diplomado “Periodismo Político y Electoral” que imparte el International Republican Institute (IRI), bajo la coordinación de Laboratorio de Medios, S.A. a periodistas de diversos departamentos de Guatemala. (La asistencia financiera y técnica que el Instituto Republicano Internacional (IRI) otorga para esta actividad es provista por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y es posible gracias al generoso apoyo del pueblo estadounidense.) Los puntos de vista y opiniones expresados en esta nota son de los autores y no necesariamente reflejan la política oficial de USAID o del gobierno de los Estados Unidos”.

Compartír:



Relacionados

Los comentarios están cerrados.

Suscríbase a nuestro newsletter


Ingrese su correo