Cambio de autoridades, cambio de empleados

“Se sabe que cada vez que asumen nuevas autoridades ediles, despiden trabajadores”, afirma Miguel Canastuj Gutiérrez, juez pluripersonal de Trabajo y Previsión Social de Quetzaltenango.

 

 

En 2015 trabajadores de gobierno apoyaron en segunda vuelta a FCN-Nación para garantizar su permanencia en su puesto laboral. Foto: Claudia Lepe

 

Por Claudia Lepe

 

Hace cuatro años, cuando tomaron posesión las nuevas autoridades ediles, 176 trabajadores y miembros de sindicatos que gozan de inamovilidad laboral fueron despedidos. Ellos trabajaban en las municipalidades de Quetzaltenango, San Marcos, Retalhuleu, Sololá y Totonicapán, informó Julio Díaz, dirigente de la Coordinadora Sindical del Sur Occidente.

En San Francisco La Unión, el alcalde Tomás Chávez advirtió que al menos 50 empleados municipales corren el riesgo de ser despedidos por quienes asuman en enero 2020. “Las oficinas más afectadas serían la Dirección Municipal de Planificación (DMP), la Dirección de la Mujer, la oficina forestal, además de maestros contratados”, añadió.

Chávez llegó a la alcaldía en 2016, con la coalición CREO-Unionista. Buscó sin éxito otro periodo con el partido Prosperidad Ciudadana.

Según información proporcionada por Antonio Gonzáles, secretario municipal de San Francisco la Unión, de un grupo de 64 personas, solo diez laboran bajo el renglón 011 y varios son personal de confianza.

“En la Dirección Municipal de la Mujer, trabajamos tres personas que tememos ser despedidas en enero por las nuevas autoridades”, señaló Nidia García.

De acuerdo con el dirigente de la coordinadora sindical, hubo un proceso conciliatorio, “la mayoría de los casos llegaron a tribunales de Trabajo y consiguieron una sentencia favorable. Los 176 trabajadores tienen orden de reinstalación, sin embargo, en 13 municipalidades no los han querido acatar la orden. Ellos no pierden porque llegará el día en que tendrán que reinstalarlos y recibir los sueldos caídos y las prestaciones de ley”, agregó Díaz.

Con esto coincide Chávez, “se pierde mucho dinero en pagar los sueldos caídos de las personas que buscan su reinstalación”.

Rigoberto Quemé Chay, analista político y exalcalde de Quetzaltenango, aseveró que “este fenómeno se arrastra desde hace tiempo” y lo describe como “un acto de depuración normal. Los empleados no llegan a esos puestos por meritocracia sino por dedocracia”.

Quemé añadió que por reorganización si se puede despedir a los empleados, pero con el pago de prestaciones, porque si no se les paga si se les tiene que reinstalar, sin embargo, esto pasa porque en el país se carece de una ley de servicio civil.

 

Municipalidades en donde no han reinstalado a los trabajadores:

Totonicapán

  • Santa María Chiquimula
  • San Andrés Xecul
  • Momostenango
  • Totonicapán Cabecera
  • San Cristóbal

 

San Marcos

  • Sipacapa
  • El Rodeo
  • San Pedro

 

Quetzaltenango

  • El Nuevo Palmar
  • San Miguel Siguila

 

Sololá

  • San Andrés Semetabaj

 

Retalhuleu

  • Nuevo San Carlos
  • San Sebastián

Fuente: Julio Díaz, dirigente de la Coordinadora Sindical del Sur Occidente.

 


Esta nota es producto del Diplomado “Periodismo Político y Electoral” que imparte el International Republican Institute (IRI), bajo la coordinación de Laboratorio de Medios, S.A. a periodistas de diversos departamentos de Guatemala. (La asistencia financiera y técnica que el Instituto Republicano Internacional (IRI) otorga para esta actividad es provista por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y es posible gracias al generoso apoyo del pueblo estadounidense). Los puntos de vista y opiniones expresados en esta nota son de los autores y no necesariamente reflejan la política oficial de USAID o del gobierno de los Estados Unidos”.

Compartír:



Relacionados

Los comentarios están cerrados.

Suscríbase a nuestro newsletter


Ingrese su correo