Auditoría interna delata faltante de Q700 mil en alcaldía de Chicamán

CICIG y el MP investigarán a las municipalidades, entre ellas la de Chicamán que no usa Guatecompras, anunció el comisionado Iván Velásquez. Autoridades de la actual administración denunciaron las anomalías.

Las autoridades de la municipalidad de Chicamán denunciaron un faltante que supera los Q700 de la administración anterior. (Foto: Muni de Chicamán)

Las autoridades de la municipalidad de Chicamán denunciaron un faltante que supera los Q700 de la administración anterior. (Foto: Muni de Chicamán)

Por Ojoconmipisto

Las nuevas autoridades de Chicamán denunciaron un faltante de Q700 mil y el pago de una deuda que supera los Q21 millones, que fue contratada durante la administración de Diego Us y Roberto Gamarro.

De acuerdo con José Edwin Roberto Marín Coyoy, auditor interno de la municipalidad, se practicó una auditoría de la gestión del alcalde Diego Us, que estuvo al frente de la alcaldía durante el periodo 2012-2016, y se encontró un faltante de Q726,000 y la ausencia de un picop y una motocicleta.

La municipalidad trasladó la denuncia ante el Ministerio Público durante una visita hecha a la Fiscal General, Thelma Aldana, el 15 de diciembre recién pasado, para que se investigue y se deduzcan responsabilidades, pues el supuesto faltante no figura en el informe de la Contraloría General de Cuentas.

screen-shot-2016-12-23-at-10-24-21-am

Días después también aparecieron vehículos que eran propiedad de la municipalidad abandonados en la calle José Víctor Cifuentes, aledaña a la sede de la comuna, pero sin motores.

Gerson Alexis Morales Hernández, ex director financiero municipal, rechazó los señalamientos de las actuales autoridades y los calificó como ataques por parte del actual alcalde Pedro Gamarro Morales.

Morales admitió que existe ese faltante de Q726,000, pero este, insistió, corresponde a la administración 2008-2012 a cargo de Candelario Gamarro Alvarado, del Partido Patriota. “Me di cuenta de eso, pero no presenté la denuncia porque no le corresponde al tesorero hacerlo”, indicó.

El extesorero tampoco se presentó a entregar las cuentas a las nuevas autoridades porque se retiró en diciembre de 2015, aunque apoyó a Us a ordenar las cuentas. Sin embargo, en los archivos de la municipalidad no está la carta de renuncia.

Por su parte el exalcalde Candelario Gamarro Alvarado calificó de “gravísmo” que falten Q726,000 de las arcas municipales y trasladó la responsabilidad a Us. “Si en la administración 2012-2016 hace falta esa cantidad de dinero, que lo investiguen. Yo fui auditado varias veces y no me encontraron nada. Cada quien es responsable de sus hechos. Yo no le voy a echar la culpa a otro de lo malo que fui”.

Deuda millonaria

De acuerdo con el Instituto de Fomento Municipal (Infom), la municipalidad de Chicamán contrató dos préstamos en 2010 a largo plazo. La deuda con el Banco Inmobiliario S.A asciende a Q11 millones y con el Banco de Desarrollo Rural por Q10 millones. Ambos préstamos eran a diez años plazos y se encuentran vigentes. Candelario Gamarro Alvarado era entonces el alcalde.

El informe de auditoría de la Contraloría General de Cuentas correspondiente al 1 de enero al 31 de diciembre de 2015, nota 12, advierte sobre estos préstamos y otros dos contratados en 2012 con Banrural por Q1.6 millones y Q7 millones. Estos últimos, contratados durante la administración de Us López ya fueron cancelados.

nota-12

 

Sobre el destino de los préstamos adquiridos para inversión durante la gestión de Candelario Gamarro, poco se observa en el municipio. Solo hay un estadio de fútbol identificado con código SNIP 76487 que se hizo con fondos municipales. Se pagaron Q3 millones, pero no lo terminaron.

Según el portal de gobiernos locales del Ministerio de Finanzas Públicas, la comuna tenía para la construcción de dicho estadio un presupuesto vigente de Q3,408,218.50 y solo se ejecutó Q3,107,176.50 esto perteneciente al ejercicio fiscal 2010.

La municipalidad de Chicamán solo registra tres concursos de licitaciones desde 2006 a 2016, obras de pavimentación, que tampoco fueron adjudicadas. El año 2010 no figura en el registro. Es decir, Chicamán no ha registrado una sola de sus obras ejecutadas con fondos públicos desde que funciona el portal de Guatecompras.

screen-shot-2016-12-20-at-5-58-17-pm

El comisionado Iván Velásquez, de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala, confirmó a Ojoconmipisto que recibieron la denuncia formal sobre el supuesto faltante de Q726,000 y el pago del estadio que no se terminó de construir en Chicamán.

“Ha llegado la denuncia a la CICIG y al MP. Hemos pedido a la fiscalía a que integre un equipo para investigar municipalidades, entre ellas la de Chicamán, Quiché” puntualizó Velásquez durante la actividad por el Día Internacional contra la Corrupción, en la ciudad de Guatemala.

 

Dos agencias dedicadas a investigar municipalidades

El fiscal anticorrupción, Estuardo Campos, anunció que, como parte del plan de fortalecimiento en la lucha contra la corrupción, en el 2017 se abrirán dos nuevas agencias que estarán dedicadas exclusivamente a la investigación de casos relacionados con las municipalidades y el manejo de los recursos públicos.

“Hemos dado pasos, hay capturas por corrupción en varias municipalidades y es uno de nuestros objetivos, por ello dos agencias más se sumarán a este esfuerzo”, expresó Campos.

De acuerdo con Renzo Rosal, politólogo, en las municipalidades se evidencia los altos niveles de opacidad, ilegalidad y vacíos que existen en la administración de los recursos públicos a nivel local. “Las alcaldías son las patas más débiles de esa estructura”.

“No importa si se echan la culpa, lo importante es que el dinero sigue faltando. Se debe presentar la denuncia para establecer con nombres y apellidos quienes son los responsables. Y en el caso de Us, que no entregó el cargo, lo único que hace es reforzar la duda”, puntualizó Rosal

El director de Acción Ciudadana, Manfredo Marroquín, coincide con que se debe presentar una denuncia penal por este caso, porque no es aceptable que desaparezcan los fondos. Lo sucedido en Chicamán no es la excepción. Su entidad investiga otros casos en donde se pagaron obras casi en su totalidad que no funcionan.

Diego Us, que llegó a la municipalidad en 2012 con el Partido Patriota, intentó buscar la reelección el año pasado, pero quedó en tercer lugar con el nueve por ciento de los votos. Tras perder las elecciones el 6 de septiembre de 2015, ya no volvió a llegar a sus oficinas y tampoco participó en el proceso de transición ni en el traspaso de cargo.

Us fue sustituido por Pedro Gamarro Morales que participó con la Unidad Nacional de la Esperanza. Esta es la tercera vez que dirige la alcaldía. Con anterioridad lo hizo con el Frente Republicano Guatemalteco (FRG) durante dos periodos, de 2000 a 2008.

 

Compartír:

Relacionados

Escribe un comentario