Alcalde de Chiquimula bautiza con su nombre patinódromo municipal

Se llamará “Chato” Aquino. Los jefes ediles vinculan su identidad a instalaciones construidas con fondos públicos a fin de continuar en el poder, consideran expertos.

El patinódromo “Chato” Aquino tiene una baranda metálica perimetral y un graderío que costó Q173 mil, según Guatecompras. Foto: CDAG.

 

Por José Pablo del Águila

 

La municipalidad de Chiquimula construyó un nuevo patinódromo. Y aunque hay deportistas guatemaltecos destacados en el patinaje, como Dalia Soberanis que logró una medalla de plata en los pasados Juegos Panamericanos, el complejo lleva el nombre del alcalde de ese municipio, Rolando Arturo Aquino.

El dinero para construir estas instalaciones deportivas corrió a cuenta de la comuna de Chiquimula. Según Guatecompras, invirtieron Q173 mil 900 en la baranda metálica perimetral de 240 metros de la pista y en un graderío.

Aún falta el pago de la mano de obra que colocó el concreto de la pista y el equipo que se usó para el alisado. Según los oferentes, esto podría costar Q171 mil 62 más.

El “Chato” Aquino, como se le conoce, gobierna Chiquimula desde hace 16 años. Acumula seis solicitudes de antejuicio y sanciones de la Contraloría por Q1.4 millones por mal manejo de fondos. Ojoconmipisto se comunicó a dos números de teléfono registrados a nombre del jefe edil para consultarle sobre este proyecto, pero ambos mandaron la llamada a buzón.

 

 

 

La Ley Electoral y de Partidos Políticos establece en el artículo 223 Bis, de las prohibiciones permanentes, en el inciso b): “rotular instalaciones o vehículos oficiales con el nombre del funcionario titular de dicha entidad o administración“.

Este no es el único caso.  En Chinautla se encuentra el Instituto y Escuela “Edgar Arnoldo Medrano Menéndez”, exalcalde de ese municipio condenado por abuso de autoridad y concusión ya que durante su período dio en concesión el cobro del IUSI a la empresa Grupo Dinámica. También está ligado a otros procesos de corrupción.

Se suma a la lista el estadio en Barberena, que lleva el nombre del jefe edil de ese municipio, Rubelio Recinos. Costó a la comuna Q41.1 millones, y pese al precio elevado, se desplomó la estructura metálica durante la construcción de la segunda fase.

 

El Complejo Deportivo Rubelio Recinos costó Q41.1 millones y lo utiliza el equipo Barberena FC para sus encuentros deportivos. Foto: Facebook Muni de Barberena.

 

Ganar votos, la estrategia

 

Celia Luna, politóloga de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (Asies), dijo que la intención de ponerle el nombre de alcaldes a obras grises es poder ganar votos y lograr la reelección.

Sin embargo, aclaró, una gestión municipal no se mide por cuántas obras grises se construyeron, sino por la calidad de los servicios básicos en las comunidades.

Cecilia Zurita, arquitecta y urbanista del Instituto de Ciencia y Tecnología, considera que para nombrar a una instalación se debería consultar a la comunidad. De esta manera se corroboraría si el personaje tiene, o no, los méritos suficientes.

 

TE PUEDE INTERESAR: El alcalde que más veces ha gobernado Chiquimula se mantiene intocable

Compartír:



Relacionados

Los comentarios están cerrados.

Suscríbase a nuestro newsletter


Ingrese su correo